¡La justicia divina siempre llega! Un jóven de 23 años sufrió un ataque al corazón y murió cuando se encontraba robando una farmacia junto a dos compañeros en la ciudad brasileña de Sao Paulo.

Las cámaras de seguridad del establecimiento captaron el trágico final del joven quien se encontraba sacando el dinero de la caja registradora cuando de repente cayó al suelo.

Sus compañeros fueron capturados poco después.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente