Lamborghini Aventador S, toro evolucionado

587

El nuevo Lamborghini Aventador S se distingue por su frente aún más afilado, donde las fascias, entradas de aire, faldones y difusor trasero son de nueva manufactura. Estos cambios no sólo tienen una función estética, ya que en comparación con del modelo que se venía comercializando desde hace ya casi seis años, presume un aumento de carga aerodinámica del 130%.

Mecánicamente hay buenas noticas, ya que el motor V12 de 6.5 litros atmosférico eleva su potencia en 40 CV, es decir, el nuevo modelo ahora cuenta con 740 CV y 690 Nm de torque, una excelente cifra para un modelo que prescinde por completo de la sobrealimentación.

Esta fuerza, en combinación con una transmisión ISR de siete velocidades, así como un sistema de tracción integral, le permite alcanzar los 100 Km/h desde el reposo total en sólo 2.9 segundos, mientras que los 200 km/h los consigue en apenas 8.8 segundos. Su velocidad máxima es de 350 kilómetros por hora.

De acuerdo a la marca de Sant’Agata Bolognese sus discos carbocerámicos de 400 mm en el eje delantero y 380 mm en el trasero, en conjunto con unos neumáticos Pirelli P Zero especialmente diseñados para calzar las llantas de 20 pulgadas (delante) y 21 pulgadas (detrás) que monta este deportivo, le permiten detenerlo de 100 km/h a 0 en 31 metros.

El Lamborghini Aventador S dispone de cuatro diferentes modos de conducción: Strada, Sport, Corsa y Ego. Como es de esperar, dependiendo de la modalidad elegida cambia la respuesta del propulsor, control de la tracción, transmisión, suspensión y dirección. En este sentido cabe destacar que el auto es capaz de enviar hasta el 60% de la potencia a las ruedas traseras.

En el habitáculo también hay cambios, donde resalta su nuevo cuadro de instrumentos digital con pantalla personalizable TFT, mientras que la conectividad corre a cuenta de Apple CarPlay. Opcionalmente la compañía ofrece un sistema de telemetría para su conducción en circuito.

Sólo como breviario cultural, no es casualidad que al Aventador haya ganado una “S” en su denominación, ya que históricamente esta letra se ha añadido modelos como el Miura o Countach, cuando reciben una mejora de media vida.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente