Gracias a paleontólogos expertos en todo el mundo se sabe que el Hombre descubrió el fuego hace 790.000 años, a pesar de que investigaciones anteriores decían que el Homo Erectus había aprendido a manipular y usar el fuego, pero no se sabía si verdaderamente podía crearlo o lo tomaba de otros sitios como fenómenos naturales.

Bob Gosford ornitólogo australiano revela en su investigación que hay tres especies de aves típicas del continente austral que saben como usar el fuego.

Las aves son el milano silbador, el halcón berigora y el milano negro. Por supuesto, ninguna de ellas sabe como producir fuego, pero si saben aprovecharse de él para cazar. El estudio muestra evidencias de que los ejemplares de estas especies están atentos a cuando se produce algún pequeño fuego en la naturaleza, ya sea por la caída de un relámpago u otras causas.

Cuándo han localizado algún foco de incendio, las aves agarran teas, lianas o musgos ardiendo y las extienden intencionadamente por largas distancias para provocar el pánico entre los mamíferos, reptiles e insectos que viven allí, y de los que se alimenta.

En el informe se presentan evidencias que indican quelas aves son las causantes de la propagación de muchos de los incendios forestales que se producen en Australia.

¿Cuándo aprendieron los pájaros a dominar el fuego?

Es solo una sospecha, pero Gosford investiga a profundidad pues piensa que es un comportamiento muy primitivo y puede remontarse incluso a antes de que el ser humano aprendiera a fabricar el ardiente elemento.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente