Las orcas también son conocidas como ‘ballenas asesinas’ por una buena razón – son increíblemente eficaces cuando se trata de cazar.

Sus unidas manadas a menudo trabajan juntas para coordinas cazas. Pero los científicos han notado algo interesante respecto a estas cacerías. En ocasiones una ballena jorobada o yubarta llegaba a intentar interrumpir el asesinato.

Una situación así fue filmada para la serie documental de la BBC, Planet Earth. Las orcas separaron a una cría de ballena gris de su madre y empujaron al ballenato bajo el agua para intentar ahogarlo. Repentinamente, dos ballenas jorobadas nadan y se colocan entre la cría herida y las ballenas cazadoras.

Intrigados por este comportamiento, los científicos examinaron 115 interacciones entre orcas y ballenas jorobadas. Y descubrieron que cuando las segundas se acercan a las ballenas asesinas, usualmente era cuando estaban atacando o alimentándose de una presa y a menudo las yubartas hostigaban a las orcas en lo que los científicos han llamado ‘conducta de hostigamiento’.

“El hostigamientos de las yubartas permitió que las presas [de la orca], incluyendo a otras especies, en ocasiones escaparan,” declara un estudio publicado a inicios del año.

Los investigadores piensan que las ballenas jorobadas escucharon los llantos de las orcas sin saber que animal estaba en peligro y de cualquier forma llegaron a su rescate. Mientras que tendría sentido que las yubartas protegieran a su propia especie de la muerte, “no había un beneficio aparente para que las ballenas jorobadas continuaran interfiriendo cuando otra especie era atacada,” aclaró el estudio. “El altruismo inter-específico, incluso involuntario, no puede ser descartado.”

En cuanto al ballenato gris filmado que las yubartas intentaron proteger – lamentablemente murió en la cacería. Y las ballenas jorobadas permanecieron en el sitio de la muerte durante seis horas, incluso después de que la madre del ballenato se hubiera ido.