Las colombianas son las más afectadas por tiroides

155

En Colombia, cerca de 3 millones de personas padecen enfermedades de tiroides y solo el 14% son tratadas.

La disfunción de esta glándula es uno de los padecimientos más comunes del mundo y afecta con mucha más frecuencia a mujeres que a los hombres.

Expertos de Cafesalud hablan de la importancia de identificarla a tiempo y realizar el debido tratamiento para controlarla.

De acuerdo a los expertos de Cafesalud, el caso de tiroides es el trastorno más diagnosticado en Colombia y el cual afecta con mayor frecuencia a las mujeres, pues se tiene identificado que por cada ocho de ellas con este padecimiento, hay un hombre en su misma condición. La tiroides es una glándula ubicada en el cuello que produce hormonas que regulan el metabolismo del cuerpo y ayuda a controlar el ritmo de muchas actividades diarias.

Si bien el trastorno de esta glándula no tiene cura, es una enfermedad que tiene control de acuerdo a las indicaciones del médico una vez este sea identificado, sin embargo se estima que solo el 14% de los 3 millones de personas afectadas por esta condición son tratadas debido a la falta de un diagnóstico temprano. Al no identificar a tiempo el padecimiento de la glándula tiroidea, este trastorno podría también llegar a provocar cáncer, el cual se puede operar si es diagnosticado de una manera oportuna.

“Tener una vida saludable es decisión de cada persona, por eso es importante tener un autocuidado y saber identificar anomalías que se presentan en nuestra salud para acudir al médico a tiempo. Identificar enfermedades que no estén avanzadas, como es el caso de la tiroides, es fundamental para tener un tratamiento oportuno y así tener calidad de vida”explicó Diego Ocampo, médico familiarista de la EPS Cafesalud.

La disfunción de esta glándula puede ocasionar hipotiroidismo o hipertiroidismo, en la primera el organismo sufre una deficiencia de hormonas tiroideas, en cambio en la segunda existen demasiadas hormonas, razón por la cual las personas tienden a ganar o perder peso de una manera más acelerada que lo normal. Sin embargo se dice que el mito acerca de la relación entre la obesidad y el hipotiroidismo es mínimo, ya que solo un bajo porcentaje de personas con obesidad tienen problemas tiroideos, aunque sí es cierto que al disminuir el ritmo del metabolismo es más difícil perder los kilos de más.

“De los dos problemas de tiroides el hipertiroidismo puede llegar a ser el más delicado, pues puede tener un impacto negativo en el corazón como causar problemas cardiovasculares, arritmias y salida del globo ocular. Por ello el tratamiento se basa en pasar la hiper a la hipo pues así es mucho más fácil de manejar” explicó Ocampo.

Si bien el diagnóstico es relativamente fácil, pues se realiza por medio de un examen de sangre, el mayor inconveniente es que los síntomas pueden llegar a pasar  inadvertidos o tienden a confundirse con otras patologías como depresión, obesidad o menopausia.

Algunos de los síntomas a los que se debe estar alerta para acudir al médico son, frente al hipotiroidismo: fatiga, somnolencia, aumento de peso o mayor dificultad para adelgazar, depresión, menstruaciones anormales y/o problemas de fertilidad, entre otros. Con respecto al hipertiroidismo se debe tener cuidado si se presenta pérdida de peso sin razón, ansiedad e irritabilidad, frecuencia cardíaca muy acelerada, caída del cabello, sensación de debilidad, menstruaciones anormales, entre otros.