Los Macerados Florales actúan predominantemente en el sistema nervioso y son especialmente útiles en el manejo y acompañamiento de los trastornos afectivo-emocionales.

“El hombre, desde el principio de los tiempos, ha encontrado medicina para el cuerpo y la mente en la farmacia que le proporciona el bosque. Así mismo, esta despensa también ha sido la mejor fuente para su alimentación y su supervivencia. Todo este conocimiento ha pasado de generación en generación y, hoy en día, gracias la investigación científica y a la tecnología se ha podido argumentar con pertinencia para ayudar a muchas personas a prevenir, manejar y resolver sus problemas de salud. Esta es la principal premisa de la farmacología vegetal”. Señaló el Dr. Óscar López Director Médico y Científico de LABFARVE y Profesor Titular de la Fundación Universitaria Juan N. Corpas.

“Se acepta que el 75% de los productos que hoy en día se promueven como de síntesis química fueron obtenidos o hechos a partir de plantas medicinales; esto quiere decir que la mayoría de los componentes que utilizamos como instrumento en la farmacia fueron encontrados en la naturaleza.” Señaló López

Terapia Floral

Dentro de la Farmacología vegetal se encuentra el uso de las llamadas “Esencias Florales”. La Terapia Floral es un procedimiento terapéutico que fue descrito por el Dr. Edward Bach en Inglaterra hace más de sesenta años, y consiste en el empleo de macerados elaborados a partir de las flores. Diversas observaciones clínicas han demostrado que cuando un individuo toma un macerado floral logra una respuesta terapéutica favorable evidenciable y medible. En el mismo sentido, también se ha podido comprobar que el uso de los macerados es bastante seguro, incluso cuando se utiliza en niños.

Desde sus inicios se conoce que la terapia con “Esencias Florales” actúa predominantemente en el sistema nervioso central, siendo especialmente útil en el manejo y acompañamiento de los trastornos afectivo-emocionales, gracias a que permiten que afloren estados de ánimo, sentimientos y emociones, que son responsables de ansiedad, depresión y frustración en los individuos. Desde esta perspectiva, los macerados florales se convierten en una terapéutica de gran beneficio para tratar adecuadamente una buena cantidad de trastornos que diariamente se presentan en la consulta.

Cuidar la mente es cuidar el cuerpo

La ansiedad, la depresión, el estrés y, en general, todos los problemas considerados “mentales” pueden desencadenar, favorecer y complicar enfermedades “corporales”. Dependiendo de la predisposición genética, características y condiciones de cada individuo, son diversas las patologías que pueden asociarse con causas emocionales. Algunos ejemplos son: los problemas digestivos, dermatológicos, circulatorios, el insomnio y las alergias, entre otros. Por esto es fundamental que en la consulta el paciente sea estudiado y analizado de manera integral, dándole también importancia a sus dificultades emocionales, a sabiendas de que, para algunos, es difícil y hasta vergonzoso aceptarlas y pedir ayuda para esto.

Hay problemas leves que pueden ser manejados desde casa con el apoyo de la familia y amigos, pero hay otros que requieren del acompañamiento de un profesional de la salud, muchas veces los seres cercanos no tienen las herramientas adecuadas para ayudar realmente.

“Siempre recomendamos que el paciente busque ayuda profesional cuando tenga algún problema de salud. Esto le permitirá obtener el manejo pertinente para su padecimiento, porque es el facultativo quien desde su conocimiento y desde su experiencia podrá establecer, jerárquicamente, qué enfoque terapéutico deberá tener su paciente; sea quirúrgico, farmacológico, no farmacológico o, como resulta posible en muchos casos, uno integrado que los combine”. Concluyó el Director Científico y Médico de LABFARVE y Profesor Titular de la Fundación Universitaria Juan N. Corpas.

El potencial investigativo y de desarrollo de LABFARVE es ilimitado y se parte siempre de la premisa de realizar investigaciones sobre plantas medicinales promisorias, usando tecnología pertinente.