Las fajas con más demanda en la actualidad

1502

Seguimos explorando este maravilloso mundo de las fajas, donde podemos encontrar fajas que se usan en diferentes partes del cuerpo pero en un momento dado se pueden complementar. Las más demandadas del mercado son las fajas cinturilla, levanta cola invisible y los leggins levanta cola. Su uso varía dependiendo de los objetivos que se persigan, para comenzar es bueno utilizarlas por 8 horas, pero mientras te acostumbras puedes comenzar por tres horas, y a la siguiente semana ir aumentando de a una hora hasta completar las ocho.

Según un informe presentado por la consultora QY Market Insights, la demanda de fajas creció desde 2019 y se prolongará hasta 2025, Colombia es uno de los países que manda la parada en ese mercado. Pero en esta ocasión quiero mostrarles las más apetecidas por las chicas. 

La fajas cinturilla comprime el abdomen y nos ayuda a reducir medidas, tienen triple refuerzo para controlar el abdomen alto, medio y bajo. El diseño anatómico de la cadera y de la cintura hace que las mujeres se vean más delgadas. Pero su trabajo es tan completo que hace que el busto esté centrado y levantado en la parte de arriba de la faja. Las fajas utilizadas desde la antigüedad por los Micenas y Cretas con el paso del tiempo han servido como un buen complemento para nuestro outfit.  Su uso y estilo depende del clima, edad y circunstancia de vida, porque sirven después de una cirugía, complementar con el ejercicio, e  incluso para corregir la postura.  Las hay en varios materiales como lycra y látex, de estilos como faja jacket, faja strapples, chaleco negro y cinturilla de avispa.  Pero chicas y chicos , les cuento, hay fajas que se pueden utilizar al mismo tiempo, pero aclarando, lo que funciona para unos, para otros no sirve. 

Los leggins levanta cola  ideales para las mujeres deportistas,para  acompañar cualquier ejercicio mientras levantan el glúteo y comprimen parte de la cadera, tienen efecto adelgazante, evitando  que aparezcan las tan incómodas celulitis, muchos de ellos tienen material de faja casi hasta abajo de la pantorrilla, trabajan tu cintura y abdomen.  Muy buena opción incluso para estar en casa.

Pero hay personas que son más recatadas y discretas, por eso en el mercado encontramos los levanta cola invisible, unos con agujeros en la parte de atrás para realzar los glúteos haciendo que pasen desapercibidos al confundirse como extensión de la pierna, los otros completamente sellados en la parte posterior.  

Es aconsejable muchas veces que antes de utilizar una faja, se realicen masajes reductores, para ir preparando la piel y los músculos para la compresión que ejercerán sobre la zona. 

Como ven, incluso estos tres tipos de faja se pueden complementar perfectamente, porque recuerden, para utilizar una buena faja no hay condiciones ni restricciones, solo el deseo de verte bella y radiante.

Tips para usar faja por primera vez

  1. No dormir con la faja puesta
    Es importante que la piel respire, aprovecha el tiempo de descanso para que tu cuerpo se relaje, recordemos que las fajas ejercen presión y se encargan de corregir la postura, algo que no es compatible  con las horas de sueño.
  2. Hidratación
    La faja hace que perdamos calorías y grasa acumulada, por eso, para ayudar al cuerpo en este proceso es necesario e importantísimo la hidratación, ya que tenemos que balancear la pérdida de líquidos mientras tenemos la faja puesta.
  3. Escoge la talla adecuada
    Hay muchos mitos acerca de qué perdemos más grasa si compramos una faja inferior a nuestra talla, grave error, lo que hacemos es que nuestro cuerpo rechace la banda y podemos llegar a ahogarnos, y eso en definitiva no es la idea.
  4. Aumento de compresión progresivo
    Es similar a cuando estrenamos zapatos nuevos, los primeros días puede que nos sintamos caminando diferente, con la faja pasa algo igual. Por eso es necesario comenzar con el nivel mínimo de compresión y poco a poco aumentar el ajuste, los músculos requieren de tiempo para ir acostumbrándose a la nueva exigencia.

Me despido, no sin antes recordarles que el mundo de las fajas es tan grande que lleva tiempo descubrirlo, por eso se conocen casos de mujeres que tiene más de dos fajas para trabajar diferentes zonas del cuerpo, tómate tu tiempo para descubrir cuál es la que mejor se acomoda a ti y sacarle el mejor provecho.