Las fotos que publicas en Instagram dicen mucho de tu estado de ánimo

399

La publicaciones de Instagram dan a la gente que nos rodea una imagen de nuestras vidas personales. Editar fotos con filtros puede hacer que nos sintamos fotógrafos profesionales. Pero un nuevo estudio sugiere que también podrían revelar algo de nuestro estado mental.

Las fotos tomadas, editadas y compartidas en Instagram pueden captar signos de depresión por medio de los filtros, el numero de caras que se ven y los colores utilizados, de acuerdo con un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Harvard y la Universidad de Vermont.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores utilizaron un algoritmo creado a computadora que analiza galerías de imágenes publicadas en Instagram para predecir si los usuarios padecían depresión. Las computadoras entrenadas para detectar señales como la tonalidad, reconocimiento facial y saturación resultaron mejores al predecir la depresión que los humanos promedio que analizaban los elementos subjetivos de las fotos – como la felicidad, tristeza y simpatía. Los científicos sugieren que Instagram posiblemente podría ser utilizada como una herramienta de diagnostico para la depresión.

En el estudio, los investigadores analizaron las cuentas de Instagram de 166 usuarios y también revisaron sus registros médicos para descubrir si tenían algún diagnostico de depresión clínica por parte de un profesional de la salud. Las fotos fueron analizadas en dos formas: se le pidió a trabajadores y un Amazon Mechanical Turk – en donde puedes ganar dinero completando “Tareas de Inteligencia Humana” – calificar las imágenes del 0 al 5 basándose en que tan agradables, felices, interesantes y tristes les parecían. Después, el algoritmo analizó las imágenes basándose en color y brillo, numero de caras en las fotos, utilización de filtros de Instragram y metadatos, incluyendo el numero de ‘me gusta’ y comentarios. Estas categorías tenían una correlación con lo que las personas ya saben acerca de la depresión.

Por ejemplo, un estudio publicado en BMC Medical Research, descubrió que las personas con depresión o ansiedad tenían más probabilidades de asociar su estado de ánimo con el color gris, mientras que las personas felices preferían el amarillo.

Además, el azul oscuro está asociado con un peor humor que el claro, sugiriendo que la tonalidad del color es más importante que el color mismo. Esto podría ayudar a los doctores a evaluar el estado de ánimo de los pacientes que puedan tener problemas para expresarse verbalmente.

En el estudio, el programa de computadora logró encontrar relación con las publicaciones de Instagram que apoyaban la teoría y el estado de ánimo. Las personas con depresión tienden a postear fotos que son más azules, oscuras y grises. También suelen tener más comentarios en sus publicaciones, pero menos  ‘me gusta’. Los participantes sanos utilizaban filtros con tonos más cálidos a comparación de los participantes deprimidos que no solían usar filtros pero al hacerlo utilizaban más el de blanco y negro.

El hallazgo podría ayudar a los profesionales de la salud a identificar a las personas que están batallando y buscarles ayuda. Usualmente los pacientes esperan varios meses entre el inicio de la depresión y la búsqueda de tratamiento. Las redes sociales podrían ser útiles como pruebas tempranas para depresión, incluso antes de las primeras visitas al médico.

Consulta el estudio completo en aXiv.org