Las innovaciones tecnológicas más inútiles

La tecnología es el ámbito más visible de las innovaciones, pero cuando nos enfrentamos a inventos como estos es imposible no preguntarse: ¿en qué estarían pensando sus inventores al crearlos? Y ¿qué le verán los compradores para invertir en estos extraños y completamente innecesarios artículos?

471

Es un hecho innegable que las innovaciones tecnológicas suelen cambiar nuestras vidas para siempre, hasta el punto en el que terminamos acostumbrándonos tanto a las novedades, que acabamos por considerar lo inmediatamente anterior como algo casi prehistórico.

Sin embargo, incluso cuando la mayoría de estos nuevos productos son increíbles, hay muchos otros que son tan extraños que nos parece imposible que haya quienes los inventaron y mucho menos quienes paguen por ellos. Aquí están los más extraños e innecesarios adminículos a los que es posible acceder ya mismo.

Un destapa botellas chivato

No hemos podido hallar las palabras necesarias para hacer un preámbulo sobre esa rareza, así que digamos que la razón por la que se creó esta innovación tecnológica debe ser algún tipo de broma, porque hablamos de un abridor de botellas que envía un mensaje a sus amigos cada vez que usted está tomándose una bebida.

Este dispositivo llamado Box fue desarrollado por Kickstarter y consiste en un diseño de metal y madera que tiene un chip interno inteligente que utiliza Wi-Fi y se conecta al dispositivo móvil, con lo cual cada vez que el usuario abra una botella todos sus amigos recibirán un mensaje.

El aspecto más extraño de esta rara innovación es que Kickstarter también ofrece la opción de obtener este dispositivo sin el Wi-Fi, pero para ello hay que pagar una suma adicional, o sea que si se desea mantener la intimidad de lo que se bebe, es más caro.

Otro aspecto extraño acerca de BOX es que permite hacer algo así como una competición entre bebedores, ya que cada vez que se usa da puntos y permite compararlos con el Rankin de usuarios que estén en el listado de contactos.

Un tampón con Bluetooth

Pensado para un público netamente femenino y con ganas de controlarlo todo en todo momento, este es literalmente un tampón con un cable que llega hasta la cintura y proporciona información constante del flujo interno. Sin dudas una de las invenciones más extrañas, locas e innecesarias de la historia de la tecnología.

El cable tiene entre 15 y 30 cm y se utiliza para conectar el tampón a un dispositivo Bluetooth y en realidad es una versión actualizada de otro tipo de tampón con Bluetooth en su interior, esta vez “dicen” que con mayores funcionalidades. En definitiva, se puede saber en todo momento cuál es el grado de carga del adminículo y tiene una alarma que indica el momento en el que debe ser retirado.

No hay necesidad de decir que el invento no ha cumplido con las expectativas y que todo el mundo lo ve como algo muy extraño francamente inútil, además de proporcionar información al móvil que podría resultar como poco “incómoda”.

Una lengua para gatos

Aunque parezca mentira, hay un producto que consiste en una especie de mordedor colocado en el envés de una gigantesca y extraña lengua de caucho con una serie de protuberancias, pensada para sostenerla con la boca y de esa manera acariciar y lamer el cuerpo del gato.

Este producto llamado LICKI Brush está pensado para que los dueños de los felinos puedan “devolver el favor” de las caricias de sus mascotas, de forma más literal, haciendo lo que a los gatos les encanta: lamerse.

Esta inquietante innovación también fue creada por Kickstarter que explica que la idea es devolver a nuestros gatos todo el amor que nos dan. También se dice que es algo así como una práctica “meditativa, que permite una profundización en la relación gato humano y que será calmante para el felino y des estresante para su dueño.

Probablemente el peor detalle acerca de LICKI Brush es que Kickstarter explica que la mejor manera de usar el producto es acercarse lentamente al gato cuando duerme, lo que hace que la situación sea algo espeluznante y extremadamente alocada.

Pero aún hay más: desde la web creadora se insta a que se reúna a familiares y amigos para celebrar algo así como una a fiesta LICKI en la que todos por turnos podrán usar el inconcebible invento (imaginamos que o se comprarán varios o habrá una sección de desinfección previa al cambio de usuario).

Sin dudas una de las cosas más alocadas que se le podría ocurrir a un inventor, pero es una realidad que puede adquirirse ya mismo. Habría que ver si al resto de gatos, exceptuando el del anuncio, le haría gracia ver a sus dueños con este aparato en la boca, acercándose por detrás mientras duermen.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente