Decenas de residentes de la ciudad china de Yan’an impidieron este sábado que un coche cayera en un socavón provocado por las fuertes lluvias.

El esfuerzo de los viandantes al darse cuenta de que el vehículo estaba al borde del agujero permitió rescatarlo.

China está sufriendo graves inundaciones en todo su territorio. El mal tiempo causó este sábado un masivo alud de rocas en una carretera que, milagrosamente, no dejó heridos.