Las mejores frases de la historia sobre el amor y el matrimonio

485

La nueva antología, que sigue la senda de ‘El pequeño libro de las grandes citas’ del mismo recopilador (y la misma editorial, Alienta), quiere, según él mismo, “ofrecer a unos buenos ratos de lectura inteligente mediante una sucesión de grandes frases de humor”. Son 1.750 sentencias de las que ya entresacamos algunas.

Esta vez nos centramos en las relacionadas con la pareja. Si tienes mucha experiencia sentimental, te reconocerás en algunas de ellas y si no… prepárate a descubrir que la convivencia no es un camino de rosas.

Soy soltero por elección, aunque no por la mía. (Omy Adams)

Algunos matrimonios acaban bien, otros duran toda la vida. (Woody Allen)

El matrimonio es como las libretas de ahorro: de tanto meter y sacar, se pierde el interés. (Woody Allen)

No creemos en el reumatismo ni en el amor verdadero, hasta después del primer ataque. (Marie von Ebner-Eschenbach)

El matrimonio es como la historia de los países coloniales; primero viene la conquista y luego se sueña con la independencia. (Marco Antonio Almazán)

[¿Se volvería a casar?] Si encuentro a un hombre que tenga quince millones de dólares, y que se comprometa por escrito a darme la mitad a mí antes del matrimonio y me garantice que se morirá antes de un año. (Bette Davis)

En lo tocante al matrimonio, no te rompas la cabeza; el que se empeña, se casa, y el que se casa se empeña. (Sixto Celorrio)

El amor gusta más que el matrimonio, porque las novelas gustan más que la historia. (Nicolas Chamfort)

Un arqueólogo es el mejor marido que una mujer puede tener; cuanto más vieja se haga ella, más interesado estará él. (Agatha Christie)

El amor es ciego, pero los vecinos no. (Noel Clarasó)

Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ellos me ayudaran a perder un par de kilos. (Colette)


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente