Las Peleas de la Semana

396

La polémica que arrancó con una patraña, un montaje pornográfico, terminó en una jornada de protesta de padres desinformados, pero indignados.

Enfrentó, como es costumbre, al Gobierno con la Procuraduría. La ministra de educación Ginna Parody explicó hasta el cansancio que no impondrán un manual de convivencia en todos los colegios.

“El ministerio no ha publicado ninguna cartilla en este tema, tomaron revistas pornográficas de Bélgica y las entregaron en los colegios, lo increíble es que quieran engañar a los padres de familia”.

El procurador Alejandro Ordoñez le exigió al Gobierno decir la verdad y dejar de meterse en la educación de los niños, responsabilidad de los padres.

“Con el pretexto del cumplimiento de una sentencia y de una ley se están utilizando unas cartillas y manuales para adoctrinar a nuestros hijos en la ideología de género”.

El campanazo final lo dio el presidente Santos, para fortuna de los colombianos, cuando explicó y prometió que las supuestas cartillas no fueron pensadas ni serán llevadas a los colegios.

“Ni el Ministerio de Educación ni el Gobierno Nacional han implementado ni han promovido ni promoverán la llamada ideología de género”

Round 2 – Prohibido estar en embarazo

Una sesión del Concejo de Tunja fue el cuadrilátero para dos cabildantes que tenían cazada una pelea de hace rato.

El concejal Andreson Mendivelso no aguantó criticarle a su compañera de recinto y presidenta de la corporación, Sandra Estupiñán, que por su estado de embarazo era mejor que se marginara de las discusiones.

“Es claro señalar que esa es mi forma de ser, y entiendo la situación de embarazo de la señora presidenta y ella nos diga si está en disposición de seguir en la presidencia o no”.

La presidenta se defendió y les dijo a sus rivales políticos que no renunciará. El concejal Mendivelso contraatacó a quienes apoyaron a la concejal.

“Los títulos los puede colgar uno en la pared y estarán colgados allá, pero la formación de ser humanos le falta a más de uno”.

El caso está a un paso caer en la Fiscalía, no se resuelve con el dialogo y se debate entre amenazas de denuncia.

Round 3 – Habitantes de la calle declaran la guerra

Esta pelea apenas arranca. Los habitantes de calle se enfrentan a la Policía, a los buses de Transmilenio, los comerciantes y a todo lo que se atraviese cuando la droga le gana al sentido común.

“Nosotros que tenemos niños pequeños no nos dejan trabajar, hemos perdido las ventas se han bajado hasta en un 50 por ciento”

En menos de ocho días atacaron dos veces locales en el centro de Bogotá, lo que colmó la paciencia de los comerciantes que ya empezaron a enfrentarlos.

“Nosotros pedimos que reubiquen a esta gente, perdemos los negocios los clientes no quieren venir por acá”.

La alcaldía guardó silencio, mientras el conflicto crece, los comerciantes anticipan que la situación es más grave de lo escasamente queda registrado en videos.

Round 4 – Las pequeñas causas y grandes problemas

El ministro de Justicia Jorge Londoño recibió los azotes de un proyecto que dejó su antecesor. La llamada ley de pequeñas causas llegó a su segundo debate en el Congreso y el fiscal Néstor Humberto Martínez ya le tenía un paquete de criticas.

“El proyecto estructura estos casos como una modalidad de lesiones personales y quedaría despenalizada esa conducta que hoy es castigada y echaría al traste el resto de investigaciones en el mismo sentido”.

El ministro Londoño se defendió y trató de bajarle el tono a la discusión mientras dijo renunciará si el Congreso aprueba el proyecto con las fallas detectadas

“La ley Natalia Ponce fue en aprobada en enero y el proyecto de las “pequeñas causas” se presentó meses antes, por el anterior ministro de justicia, no se tenía conocimiento de las nueva sanciones, pero no dejaremos que se desconozca este delito”.

Una de las que salió a cuestionar la iniciativa del Gobierno fue Natalia Ponce de León, víctima de ataque con ácido, que la calificó de absurda.

“Es absurdo pero si el ministro se compromete con el país, no sólo conmigo, ya podemos estar más tranquilos, porque uno a veces pierde la fe en la justicia”.

Round 5 – Pobre Millonarios

El juego de Millonarios y Bucaramanga terminó en trifulca, pero no entre barras bravas. La pelea se la declararon los hinchas a los jugadores del equipo embajador y sus directivas, tanto que se metieron a la cancha a decírselo en la cara.

“Es que no da la vida por el equipo y ellos no se comprometen, da mucha rabia, sé que no está bien lo que se hizo pero es que da mucha rabia”, dijo un joven que ingresó a la cancha y luego fue capturado.

La Policía tuvo que intervenir, un grupo de jóvenes resultó capturado y otros en la calle gritaron hasta que se les acabó la voz.

“Los desordenes fueron controlados, hubo personas heridas varios capturados, pero estamos revisando para evitar que actos de violencia no se repitan”.

La batalla terminó en duras sanciones para Millonarios y sus hinchas. Una multa de 17 millones de pesos, la pérdida del partido con marcador 3 x 0 y la suspensión de la plaza por 4 fechas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente