Náuseas, cólicos, vómitos y diarrea son algunos de los síntomas más comunes de la gastroenteritis, una inflamación del estómago y de los intestinos, usualmente causada por diferentes virus. Y aunque cuando esta enfermedad ataca, la comida se convierte en una idea lejana y no tan agradable, elegir los alimentos y los líquidos correctos pueden ayudar a calmar las molestias estomacales y acelerar la recuperación.

El Dr. Óscar Quintero, director médico de Abbott, responde a tus preguntas sobre qué comer cuando existe:

¿Por qué la nutrición es tan importante cuando tienes gastroenteritis?

Entre las náuseas, el vómito y la diarrea, la gastroenteritis puede provocar que pierdas muchos nutrientes y líquidos rápidamente. Esto puede causar deshidratación, haciéndote sentir adormecido o generarte dolores de cabeza que te hagan sentir aún peor. Por eso, elegir los líquidos correctos y los mejores alimentos te ayudará para recuperarte más rápido.

¿Quién es más susceptible de sufrir una deshidratación?

Los cuerpos de los adultos están compuestos de 60 a 65 por ciento de agua, por lo que la deshidratación es un problema para cualquier persona con gastroenteritis. Sin embargo, es una preocupación cuando les ocurre a los bebés y a los niños pequeños porque sus cuerpos contienen un mayor porcentaje de agua que los adultos —alrededor del 70 al 75 por ciento— y ellos no siempre pueden explicar si se sienten sedientos o deshidratados. Los adultos mayores también son más propensos a la deshidratación, ya que pueden estar tomando medicamentos que la provocan, pueden olvidarse de beber los suficientes líquidos o pueden limitar su consumo de líquidos para reducir los viajes al baño.

¿Cuál es la mejor estrategia para combatir la deshidratación por gastroenteritis?

Comienza con pequeños sorbos de líquidos como agua, té caliente o helado sin azúcar, agua de coco o una solución de rehidratación oral, cuando escojas esta última considera que contenga sodio, potasio y cloruro, que son los electrolitos que perdemos cuando tenemos vómito o diarrea, y es que éstos ayudan al cerebro a enviar señales a los músculos y nervios, por lo que reponerlos junto con los líquidos perdidos puede ayudarte a sentirte mejor.

Para las personas que se preguntan qué comer cuando tienen gastroenteritis, ¿cuáles son los mejores alimentos para la recuperación?

Esto puede ser difícil, porque cuando te sientes enfermo, lo último en lo que quieres pensar es en comer. Pero no debemos olvidar que alimentarte puede ayudar a reponer la energía y lo que has perdido, los alimentos más adecuados en un episodio de gastroenteritis son aquellos que pueden proporcionar a tu cuerpo los nutrientes que hacen falta, toma en cuenta que deben ser alimentos fáciles de digerir.

Algunos ejemplos son:

  • Galletas saladas: La sal te ayuda a reponer el sodio y el cloruro perdido, además ayudan a controlar las náuseas.
  • Sopas a base de caldo: La sal también es útil en este caso, el consomé es una excelente alternativa para ayudar a calmar el malestar estomacal.
  • Arroz: los alimentos blandos como el arroz, las tostadas, los cereales secos y las pastas aportan carbohidratos para obtener energía, y además son fáciles de digerir.
  • Huevos: La proteína en los huevos proporciona una nutrición importante para el cuerpo y puede ser más fácil para el estómago que la carne roja.

¿Hay alimentos y bebidas para evitar la gastroenteritis?

Consumir demasiada azúcar arrastra el exceso de agua hacia el intestino, lo que puede empeorar la diarrea, así que evita los alimentos azucarados y bebidas como galletas, refrescos, jugos y bebidas deportivas. Los alimentos con alto contenido de grasa o fibra pueden ser difíciles de digerir, y los alimentos picantes pueden ser muy irritantes para el sistema digestivo, por lo que mantente alejado de ellos hasta que te hayas recuperado. Debido a que el cuerpo pierde calorías y nutrientes importantes a través de la diarrea y los vómitos, comer alimentos saludables y tomar bebidas rehidratantes, es clave para recuperarse de la gastroenteritis.