El pasado viernes 23 de noviembre las primeras damas, primeros caballeros y gestores sociales de la Nación, en cabeza de María Juliana Ruíz, esposa del presidente de la República, Iván Duque, se reunieron en el Centro de Convenciones Ágora para visibilizar los problemas que tienen las regiones en materia social, en especial, todos los temas concernientes a las juventudes y las acciones que se han emprendido para solucionar los flagelos que los afectan en sus diferentes regiones. Así mismo, para plantear soluciones que permitan gestionar de mejor manera los recursos que destina el Estado en esa materia.

La primera dama de la Nación inició las intervenciones asegurando que desde su despacho en la Presidencia de la República “nos hemos dado cuenta que el mayor problema es que no visibilizamos el trabajo que hacemos, y ese es nuestro objetivo, que lo que se hace en las regiones, desde el gobierno y la empresa privada, se conozca en el país”.

Ruiz también dijo que el Estado colombiano le ha dado mucha importancia a la Primera Infancia, “lo que no está mal. Sin embargo, debemos evolucionar a formar ciudadanos, a ayudarles durante todo su camino de formación, durante la primaria y el bachillerato. Debemos acompañar a esos seres humanos en un proceso de desarrollo completo”.

La primera Dama agregó que es necesario “enlazar a los jóvenes con los programas que estamos desarrollando porque algo que está pasando con el proceso de construcción de ciudadanos es que hay un vacío en el acompañamiento, llegan a la juventud y parece que nosotros perdiéramos el foco. Por eso necesitamos que todos ustedes se enamoren de este proyecto para que comencemos a construir ciudadanos, seguramente el resultado no lo vamos a ver con la inauguración de grandes edificios, o placas, pero les aseguro que esta semilla que aquí sembramos nos va a dejar muchas satisfacciones”.

regiones

Región de la Orinoquía colombiana

Manuel Danilo Pérez, representante de la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, expuso las estrategias creadas por su departamento para llegar a los jóvenes más vulnerables: “en materia de educación se ha articulado con el SENA y las universidades de la región para que lleguemos a los jóvenes del casco urbano y zonas rurales. Allí hay mucha creatividad, en solo dos días pudimos obtener 446 ideas de negocio”.

En representación del departamento del Vaupés, asistió la gestora social, Luisa Amelia Barreto, quien evidenció que en esa región del país hay “un índice alto de violaciones a menores de edad, de violencia intrafamiliar y de agresiones contra las mujeres; estas dos últimas, tal vez se deben a que, según la tradición indígena, el hombre es el que manda y la mujer tiene muy poco liderazgo”, afirmó la gestora.

A su turno, Melcy Álvarez la hija del gobernador de Vichada, Luis Carlos Álvarez Morales, y encargada de los programas sociales del municipio conmovió al auditorio con su solicitud para incentivar la cultura: “queremos que nuestros jóvenes aprendan música, tenemos un taller de formación que no tenemos la capacidad para mantener todo el año; lo que se gestiona para la casa de la cultura son 500 millones y necesitamos 424 más para tener el programa todo el año”.

Así mismo, Maricela Duarte, primera dama del departamento de Casanare, exaltó que su esposo es el único gobernante regional que hace parte del mismo partido de gobierno al que pertenece el presidente Iván Duque. Además, dio a conocer una de las problemáticas de su territorio, pues “en la oficina de gestión social el tema de suicidio en jóvenes y niños de 11 y 12 años es muy preocupante, además hay un tema de violencia contra los jóvenes muy grande; nosotros extendemos la solicitud al Gobierno Nacional para que podamos combatir este fenómeno”, aseguró Duarte.

Boyacá y Santanderes

Los representantes de los departamentos de Boyacá y Santander, Laura Andrea Bello y Martha Jiménez, respectivamente, hablaron sobre las políticas en pro de la juventud que adelantan sus administraciones y los problemas que afectan a esta población.

Desde el gobierno de Boyacá, están convencidos que los jóvenes son el motor de la transformación y ellos son los realizadores del cambio. Es por eso que crearon la Escuela de Innovación política y social, donde se educa a la población joven para que se involucren en ámbitos sociales. De esta manera, se identifican problemáticas en sus comunidades para, posteriormente, trabajar con la población y encontrar una efectiva solución.

A su turno, el departamento de Santander presentó el proyecto “Mi Santander es una nota”, a través del cual incentivan a niños, niñas y adolescentes a participar en actividades culturales y artísticas. Con música y bailes, los jóvenes aprovechan su tiempo libre y promueven la sana convivencia en sus comunidades.

El fin es que esta iniciativa capacite a los participantes, darle continuidad en las instituciones educativas y llegar a aquellas zonas alejadas del casco urbano. La iniciativa busca llegar a 5 mil jóvenes que sean motivados por personas de su misma edad y participen activamente para mejorar su calidad de vida.

Por otra parte Cecilia Soler de Villamizar, gestora social del departamento de Norte de Santander, presentó la principal problemática que atraviesa la niñez y juventud de la región expresando que “de los 40 municipios que componen el departamento, 12 están ubicados en el Catatumbo, zona donde el conflicto armado y actividades ilegales hacen parte de la vida cotidiana de los habitantes”.

Según Soler, el reclutamiento forzado de niños y adolescentes, sumados al trabajo infantil y la deserción escolar “están en aumento debido a las limitadas oportunidades que ven los niños, niñas y adolescentes para mejorar su calidad de vida. Es un flagelo que afecta a la región y las familias pues los grupos al margen de la ley aprovechen las situaciones para prostituir y embarazar a menores de edad”.

Para combatir esta situación, la gestora social aseguró que junto al Ejército Nacional, la Policía, universidades de la región y entidades públicas y privadas se promueven estrategias enfocadas a fomentar el desarrollo de capacidades y talentos de niños, niñas y adolescentes. Además, mediante el diseño y ejecución de estrategias de prevención de factores de riesgo se garantiza la protección a esta población.

primera dama de san andres

Antioquia y la Costa

Según Davis Isaza, asesora departamental para la juventud de Antioquia, el departamento ha generado acciones efectivas que han permitido prevenir el fenómeno de la criminalidad juvenil; la gestora, además, mencionó varios programas entre los que resaltan: “apología al ridículo” y “el gran debate”, con los que se combate el fenómeno del suicidio juvenil y se promueven los espacios de diálogo.

“El primer programa permite que los chicos hablen de sus emociones, expresen lo que sienten y se desahoguen para que no terminen en escenarios trágicos. El segundo es un concurso de televisión, que se transmite en Teleantioquia, que permite a los jóvenes desarrollar habilidades argumentativas alejándolos de la violencia”, dijo la gestora social.

Por otro lado, La primera dama del departamento de Bolívar, Liliana Majana, dio a conocer el programa de movilidad del departamento que regala bicicletas a los niños de colegios para que “acorten los tiempos de desplazamiento y mejoren la calidad de vida”.

Según Majana, “Mueve mi futuro es el nombre de este programa que lucha para disminuir la deserción escolar en el departamento. En este momento hay 11400 niños que dejan de asistir a la escuela por problemas de movilidad y estamos hablando de un departamento en donde casi el 25% de la población se encuentra en la ruralidad; hasta este momento hemos motivado a más de 2.500 menores para que no deserten”.

A su turno, Karen Lobo, asesora de la oficina de asuntos interinstitucionales de la Gobernación del Cesar aseguró que en su departamento los niños y jóvenes enfrentan problemas de embarazo adolescente, alcoholismo, tabaquismo y suicidio. Por ello se quieren “crear estrategias de intervención de impacto social de largo aliento para solucionar los problemas de la sociedad a largo plazo”.

Por otro lado, la primera dama del Magdalena, Luz María Cotes, dio a conocer el programa que pinta las fachadas de las casas y mejora el paisaje rural de los barrios más deprimidos para generar sentido de pertenencia en los habitantes.

“La pintura motiva después de tantos años de violencia que sufrió el departamento, durante esa época sufrimos desplazamientos, víctimas de la violencia y desapariciones. Este programa llega a todos los rincones para darle una luz de esperanza a esta gente que lo necesita”, dijo Cotes.

Patricia Caicedo, primera dama de San Andrés y Providencia, aclaró que pese a que lleva solo una semana en el cargo espera adelantar un programa en donde los jóvenes de la isla se formen en las universidades que quedan al interior del país y de este modo que “vuelvan convertidos en profesionales para impulsar la región que los vio nacer”.

Desde otra perspectiva, Angela Martínez Bitar, gestora social del departamento de Sucre destacó el tiempo de paz que se está viviendo en esta época y agregó que “hicimos un pacto por la juventud junto con entidades privadas y la cooperación internacional para que nuestros jóvenes tengan garantizados varios programas, porque en el municipio el presupuesto para esas actividades es solo de 50 millones de pesos anuales”.

Por último, la primera dama del Atlántico, Liliana Borrero, sostuvo que el objetivo de la administración es inscribir a los jóvenes dentro de las plataformas sociales dispuestas para ellos, “en las gestiones que estamos adelantando tenemos 100 jóvenes víctimas del conflicto en Colombia que trabajan en desarrollo productivo y 17.500 jóvenes que participan en programas liderados por la gerencia de capital social”.

Crédito: Agencia RedMedios