Las relaciones amorosas y sus beneficios para la salud

810

Bogotá, septiembre 2016. Sentimientos como la soledad, el aislamiento y la baja autoestima suelen estar presentes en las personas que se aíslan de las relaciones sentimentales y que, además, no tienen una vida social activa.

Estudios han demostrado que, si bien compartir el tiempo con una persona no es una decisión sencilla, trae importantes beneficios para salud mental y física de las personas. Mientras que aislarse de la sociedad puede perjudicar el bienestar y el desarrollo de un individuo.

“Cuando una persona se siente querida, el cuerpo produce mayor cantidad de hormonas, lo que da lugar al placer y la motivación (dopamina), alivian el estado de ánimo (serotonina) y generan una sensación de bienestar (endorfina)”, aseguró Mónica Polo, docente de la Facultad de Sicología de la Fundación Universitaria Sanitas.

No obstante, no es suficiente con estar enamorado, también es importante tener una relación sana, de mutuo entendimiento, en la que las dos personas se sientas felices y a gusto. Dos personas, al estar en una relación y sentirse correspondidas, pueden sentir los siguientes beneficios para su salud:

1. Sensación de bienestar. El cuerpo produce mayor hormonas que generan sensaciones de bienestar y por lo tanto una mayor disposición frente a la creación de nuevos vínculos o de fortalecimiento frente a los antiguos.

2. Mayor resistencia a enfermedades. El sistema inmunológico se fortalece y evita la presencia de enfermedades o alteraciones mentales.

3. Mejora la calidad del sueño. La persona puede dormir con mayor facilidad y logra descansar obteniendo de esta manera una mejor calidad de vida.

4. Aumenta la productividad. La persona logra sentirse exitoso y optimista, lo cual la motiva a ocupar un lugar en el tejido social.

5. Incrementa la sensación de seguridad. Logra construir una mayor red de soporte social que repercute positivamente en la salud mental de una persona y además aporta una mayor motivación frente al presente y al futuro.