Las sorpresas de Pékerman: Muriel, excelente; Macnelly, bien

544

El atacante, fue decisivo en 70 minutos que jugó. El mediocampista, de menor a mayor y un gol.

Colombia derrotó este jueves 2-0 a Venezuela, en compromiso correspondiente a la fecha 7 de la Eliminatoria suramericana a Rusia-2018. En la formación de la Selección hubo dos sorpresas, que le dieron buenos resultados al técnico José Pékerman.

La presencia de Macnelly Torres en el mediocampo, que era duda para algunos, se confirmó horas antes del compromiso. Pero en los papeles de nadie estaba la presencia de Luis Fernando Muriel, que fue determinante en el ataque de la Selección.

‘Luisfer’ tuvo una labor por el sector izquierdo, partiendo desde unos metros atrás, para alimentar al único delantero en punta, Carlos Bacca.

Pero lo de Muriel, en 70 minutos que estuvo presente, fue excelente. Su despliegue, desgastando, filtrándose por su sector, taponando la salida del lateral rival y aprovechando los espacios, fue para aplaudir.

Incluso, el delantero de la Sampdoria italiana fue el encargado de crear la primera opción de gol de Colombia, cabalgando 30 metros, metiéndose desde la izquierda al centro y rematando con potencia. Pero Muriel no contó con suerte, también tuvo otra clara oportunidad, que le sacaron milagrosamente a centímetros de la línea de gol.

El atacante de 25 años, nacido en Santo Tomás (Atlántico), empezó la jugada del primer gol colombiano, al bajar de cabeza la pelota y habilitar a Carlos Bacca, quien posteriormente habilitó a James Rodríguez, autor de la anotación.

En la segunda parte, Muriel tuvo 25 minutos para consolidar su gran actuación, encarando siempre y demostrando su potencia y velocidad; infortunadamente, no encontró el gol que hubiera sellado su buena tarde en el Metropolitano. Se fue aplaudido por la afición al ser reemplazado por Juan Guillermo Cuadrado, reconociendo su actuación.

Macnelly, de menos a más en la Selección

El volante del Atlético Nacional fue titular, por encima de Edwin Cardona y Juan Guillermo Cuadrado. En los primeros minutos, ‘Mac’ fue importante, incluso tuvo su posibilidad de pierna zurda, pero no convirtió.

Pero luego, Torres se apagó, no pesó y quedó en deuda en los primeros 45 minutos.

Ya en el complemento, el barranquillero se sumó al dominio colombiano. Se apersonó de su responsabilidad y tuvo más ductilidad con el esférico. Se metió en el ritmo y empezó a crecer en su juego.

A los 36 minutos, luego de una jugada individual de James Rodríguez, Macnelly anotó el segundo gol de la tarde, sellando el triunfo y demostrando que fue de menos a más en el compromiso, y que su aporte fue importante para el equipo de ‘don José’.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente