La osteoporosis es un desorden esquelético caracterizado por un compromiso en la fortaleza del hueso y una predisposición aumentada en el riesgo de fractura. En pacientes adultos, las fracturas por husos frágiles (Osteoporóticas) se dan a causa de una caída de su propia altura, durante la realización de una actividad física cotidiana o por un trauma mínimo. Usualmente ocurren en la columna vertebral, cadera y antebrazo.

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Limerick, en Irlanda, las uñas y los huesos están formados por dos proteínas distintas, las uñas por queratina y los huesos por colágeno, aunque son diferentes, tienen en común la presencia de enlaces de disulfuro para unir una molécula de proteína con otra. En las uñas, el enlace disulfuro es necesario para unir la queratina, lo que les da fuerza. En los huesos, la proteína colágeno necesita los mismos enlaces para mantenerse unido y evitar la porosidad del hueso. Es así como las uñas quebradizas pueden indicar falta de unión de la queratina por los enlaces de disulfuro, situación que se replicaría en los huesos haciéndolos frágiles y con osteoporosis.

De acuerdo con el Dr. Óscar Rosero, presidente de Acomm, “Si logramos diagnosticar a tiempo la enfermedad tratándola en su fase temprana, podemos llegar a devolverle la densidad al hueso. Conocer a tiempo el porcentaje bajo de calcio a nivel óseo, le permite al paciente mejorar su dieta e implementar una rutina de actividad física que fortalezca sus músculos y sus huesos”.

En Colombia la osteoporosis aún no es considerada como una enfermedad de salud pública a pesar de que aqueja al 30 % de las mujeres posmenopáusicas (mayores de 50 años), cifra que se incrementará en un 70 % para el año 2030 con respecto al 2015. La enfermedad no solo aumenta su prevalencia rápidamente, sino que incrementa los costos por tratamiento. Para el año 2015 en Colombia la carga económica anual es de 94.3 millones de dólares; el costo más significativo está dado por las pérdidas de productividad con el 37%, seguido por los costos de hospitalización con el 28% del total.

La Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, Acomm, lanza la campaña Manicure, Prevenir la osteoporosis está en tus manos, comprometida con la prevención y el diagnóstico oportuno de la osteoporosis. Con esta iniciativa se da a la tarea de concientizar a las mujeres mayores de 50 años a través de los 3,2 millones de manicuristas que hay en el país, para que alerten a sus clientes sobre el riesgo de padecer osteoporosis y consulten oportunamente a su médico.

La campaña Manicure, trabajará de la mano con las principales peluquerías de Bogotá, Barranquilla, Cali y Medellín por la prevención de la osteoporosis. “Más de 10 mil manicuristas serán capacitadas para que aprendan a identificar alteraciones en las uñas y alerten a sus clientes sobre la importancia de visitar a su médico para conocer la salud de sus huesos, las manicuristas serán nuestro principal canal”, según comentó el Dr. Rosero.

La campaña cuenta con el apoyo del laboratorio farmacéutico Amgen quien en su interés por generar conocimiento de la enfermedad se une a la iniciativa. De igual manera, MASGLO, la empresa colombiana más grande de esmaltes actuará como portavoz a través de las 17.000 manicuristas clientes de la marca, con el fin de alertar a las mujeres colombianas sobre la importancia de visitar con frecuencia a su médico para prevenir la Osteoporosis, como parte de las acciones a desarrollar la empresa colombiana lanzó su esmalte Fuerte para recordar que las Uñas frágiles pueden ser señal de osteoporosis. Mauricio Leal y Diego Moya líderes en el mundo de la belleza también harán parte de esta campaña para concientizar a sus clientas y marcar la pauta como pioneros.