Lexus NX 2018: Actualización de pequeños matices

82

El nuevo Lexus NX presenta pequeños cambios visuales y varias novedades técnicas
De hecho, el Lexus NX recibe la suspensión variable adaptativa que se estrenó en el LC 500

Shanghái ha sido testigo del debut del nuevo Lexus NX, una versión actualizada del modelo actual que recibe pequeños cambios estéticos para ganar en presencia y robustez. Con todo, la renovación visual de este SUV, que ya tenía una imagen actualizada y atractiva, casi atiende más a la introducción de ciertas novedades técnicas como es el caso de la suspensión variable adaptativa del Lexus LC 500.

De hecho, los pequeños cambios estéticos del nuevo Lexus NX parecen atender a dejar claro que estamos ante un nuevo modelo. No obstante, la mayoría de los cambios visuales están en la parrilla delantera, con unos faros delanteros ligeramente más afilados y un nuevo diseño de las luces diurnas. En el caso de las variantes Lexus NX 300h y NX 300 F Sport, también se han modificado las entradas de aire delantera y el diseño de las luces antiniebla.

Al margen de la pertinente revisión de los paragolpes, bastante discreta, el nuevo Lexus NX presenta otros detalles diferenciadores como los grandes tubos de escape con acabado cromado, la luces traseras revisadas o el spoiler trasero. El Lexus NX 300h también presenta distintos elementos cromados en forma de ‘L’ en el paragolpes. Por último, todas las versiones estrenan unas nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas con un diseño exclusivo, aunque todo hace indicar que serán un elemento opcional.

A nivel mecánico, no hay grandes novedades. El Lexus NX 300 hereda de alguna forma la mecánica que presentaba el Lexus NX 200t hasta ahora. Por ende, mantiene el motor de 2.0 litros turbo de cuatro cilindros ya presente en otros modelos de la marca. Por su parte, el Lexus NX 300h mantiene el motor de 2.5 litros de cuatro cilindros asociado a un conjunto híbrido compuesto por dos motores eléctricos. Como es habitual, el Lexus NX 300 F Sport aporta mayor exclusividad, pero sin cambios en sus prestaciones.

Aunque el Lexus NX 300 F Sport presenta un acabado exclusivo en el exterior y en el interior, quizá el factor diferencial en el nuevo Lexus NX 300 respecto a la anterior versión es la llegada del nuevo sistema de suspensión variable adaptativo que la marca estrenó en el Lexus LC 500. Este elemento es aplicable a las tres versiones del nuevo Lexus NX 300 y permite ofrecer hasta 650 ajustes distintos de suspensión y amortiguación de forma instantánea.

Otras mejoras que presenta el sistema de suspensiones del Lexus NX pasan por los cambios en los resortes, en las barras estabilizadoras y en los bujes, lo que permite una mejor respuesta inmediata y en las curvas. También se han incluido nuevos amortiguadores, uno de los aspectos que más dudas generaron en el modelo saliente. Por último, el Lexus NX presenta nuevos acabados en el interior, aunque no hay grandes novedades a nivel tecnológico.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente