La Ley de Financiamiento o Reforma Tributaria del Gobierno Nacional todavía no es aprobada por las comisiones conjuntas y al parecer se necesitará de sesiones extraordinarias para aprobar el articulado.

A escasas tres semanas para que se venza el tiempo ordinario de aprobación, el Presidente de la República, Iván Duque, ya anunció que citará a los parlamentarios más allá del 15 de diciembre. Sin embargo, la incertidumbre continúa y el Gobierno baraja otras opciones.

El pasado martes varios parlamentarios sugirieron que la iniciativa debía ser retirada y presentada luego del 03 de marzo cuando inicia una nueva legislatura. Según el liberal Fabio Amín “la reforma tributaria era inconveniente e inoportuna; por eso le hacemos una respetuosa invitación al presidente Duque a retirar la ley de financiamiento como hoy ha sido presentada, para lograr más consensos y en marzo presentar un nuevo proyecto”.

Sin embargo, esta propuesta aún no ha sido aceptada, desde el Gobierno la vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, sostuvo que el proyecto es un instrumento para lograr la equidad en el país “el Gobierno tiene un compromiso profundo de diálogo con todos los. Lo importante es sacar adelante una reforma necesaria y para esa reforma estoy segura que vamos a tener suficientes argumentos”.

La segunda al mando del Gobierno agregó, desde la Conferencia de las Américas que tiene lugar en la Universidad de Miami, que “el proyecto de ley de financiamiento, que está en discusión, debe ajustarse conservando su espíritu inicial de lograr unas fuentes adicionales de ingresos por una tributación más equitativa y eficiente que promueva el crecimiento económico”.

Previo a toda esta discusión los partidos políticos habían llegado a un consenso para limitar la devolución del IVA en 90% por parte de las empresas y así recaudar 6 billones de pesos el próximo año. Sin embargo, la propuesta no pudo ser aceptada por ir en contra de la normativa vigente.

La presentación de la ponencia fue aplazada hasta que en las comisiones especializadas surja otra propuesta para recaudar los 14 billones de pesos que según el Gobierno hacen falta en el presupuesto nacional.

Según la representante del Partido Verde Katherine Miranda el recaudo máximo que podrá hacer el gobierno será de 8 billones de pesos, un poco más de la mitad de lo esperado, pues “las alternativas para conseguir más recursos se han agotado, es momento de que se tomen decisiones”.

Sin embargo, para el senador de Cambio Radical Richard Aguilar, hasta el momento se han encontrado 7 billones de pesos y “seguiremos trabajando para que la Dian haga una mejor gestión, lo que podría representar cerca de 2 billones de pesos adicionales”.

Pese a todo ello, algunas voces en el Congreso, como la de Aguilar, ya sugieren un ajuste presupuestal para el próximo año que reduzca la inversión en algunos frentes.

Crédito: Agencia RedMedios