Ley TIC

Con la ley de modernización del Sector TIC, que promueve el Gobierno Nacional y que se debatirá en las próximas semanas, se promueve la conectividad en todo el país. La legislación prioriza a las zonas rurales, donde aún hay red 2G, que ya debería estar apagada, y otros en los que sencillamente no hay conectividad.

Actualmente hay 20 millones de colombianos sin conectividad de banda ancha, ciudadanos en desventaja de oportunidades en comparación con quienes están en las ciudades.

La ministra TIC, Sylvia Constaín, recalcó que “este es un proyecto de ley que impacta positivamente a todos los colombianos y nos permitirá llegar a todas las regiones mejorando la conectividad. Este no es un proyecto de ley con algún tinte político, lo único que busca es modernizar el sector TIC“.

Brecha digital, una nueva forma de analfabetismo.

Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la brecha digital es también socioeconómica. Aunque se avanza lentamente en este sentido, se ve una gran inequidad en el acceso según el estrato socioeconómico: todos los colombianos de estrato seis tienen acceso a Internet, mientras que apenas dos de cada 10 colombianos de estrato uno puede acceder.
Así mismo, hay una evidente correlación entre el nivel de penetración de Internet y la desigualdad.

A mayor penetración, menor desigualdad. Y si hay mayor velocidad de descarga, la pobreza monetaria disminuye.

Chocó, La Guajira, Nariño, Cauca, Magdalena, son los departamentos que lideran la medida de la desigualdad en el país. De igual forma, son los lugares en los que hay un mayor porcentaje de ciudadanos en condición de pobreza monetaria.

El proyecto propone unir la institucionalidad y la regulación del sector en el estándar internacional, de esta manera esperan crear las condiciones para que aumente la inversión y se refleje en el cierre de las brechas digitales. Esto debería beneficiar a la población de bajos recursos y zonas rurales.

Red de última milla.

El Ministerio es enfático en recordar que, si Colombia está bien conectada, se mejorará la competitividad y la productividad de las regiones y por ende se generará más empleo. Esto activará la economía y se reducirá la desigualdad social y regional. Para lograrlo, se requiere de conectividad de última milla, que es la que permite llevar la conexión de Internet desde las zonas urbanas a las rurales.

Sin embargo, esta es una inversión que cuesta más que conectar a una ciudad, pero que vale la pena pues permitirá llevar Internet a los lugares que más lo necesitan.

Según el Gobierno Nacional, el proyecto crea las condiciones para lograr el despliegue de esta infraestructura. En entrevista con KienyKe.com, la ministra TIC, Sylvia Constaín agregó que Colombia está atrasado con respecto a otros países de la región, y lo que estamos diciendo es que es hora de que Colombia se modernice”.

Lo que propone la Ley:

  • Se generan las condiciones normativas para la cooperación público privada en la estructuración y ejecución de proyectos TIC. (artículo 22).
  • Se permite focalizar las inversiones del Fondo en zonas rurales y de difícil acceso para priorizar el cierre de la brecha digital. (artículo 22)
    Se crean herramientas transversales para incentivar y apoyar las soluciones comunitarias. (artículos 22 y 23)
  • Por su parte, la ministra Constaín explicó que el propósito de este proyecto no es conectar por que sí, “queremos ayudar a que los ciudadanos y los hogares estén empoderados de la tecnología y la conectividad a través de programas de educación, emprendimiento digital, entre otros, es decir, equidad”.

Según Víctor Muñoz, Consejero Presidencial para la Innovación y la transformación Digital, conectar a la población rural es más que dar un acceso a la información. Se habilitarán procesos como teletrabajo, el comercio electrónico y la posibilidad de desarrollar emprendimientos.

“Por todo esto es fundamental que desde los territorios se apoye la Ley Tic que son quienes más lo requieren”, explicó Muñoz.

En este sentido, recalca que este es uno de los principales beneficios de la Ley TIC: “El beneficio de este proyecto es que el bienestar se va a dar en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos, sin importar si está en una zona rural o urbana y el estrato socioeconómico, esto es un acceso en igualdad de condiciones para todos”.

Indirectamente, conectar a la población rural significa activar las industrias del agro, ganadería, entre otras. Con la Ley TIC prometen abrirle la puerta a las empresas rurales a todos los beneficios que ofrece Internet. “En términos reales la conectividad es la herramienta real para combatir la pobreza”.