Llegó a mis manos un ejemplar del libro «El Secreto» (publicado por primera vez en el 2006), el cual ha hecho boom en el mundo, pues al parecer da las propuestas más grandiosas para que todo ser humano alcance el éxito económico, en sus proyectos, o fama, salud y la plenitud en todos los órdenes.

La autora australiana Rhonda Byrne recopiló una serie de testimonios de personas que movidos por “el secreto de la atracción” y “el pensamiento positivo”, han logrado lo que se proponen. Esta temática no solo la plasmó en su libro sino también en un filme, dado que es productora de televisión y guionista.

Sobre el libro, lo que trata es de convencer al lector que somos dioses creadores del universo, que no existen cosas incurables y que se debe dar dinero para recibir más dinero. Pero la realidad de este libro es otra, pues predominan las ideas materialistas, hedonistas y hasta panteístas, donde Dios es visto como algo impersonal, abstracto, o sea, como una mente universal, pero no como persona creadora del cosmos y con sentimiento de amor y merecedor de toda honra.

Es más, el Secreto en ninguna parte habla de una verdadera espiritualidad vinculada a lo divino. Algunos estudiosos del tema, creen que si acaso algunos lectores han alcanzado el éxito puede deberse a producto de la autosugestión, o algo así como un placebo. Pero este libro es en realidad de materialismo ateo y aunque es cierto que muchas veces cuando el ser humano se propone alcanzar algo lo logra, esto ocurre porque detrás de eso está la voluntad de Dios, y no porque seamos superiores al Creador.

Aunque ese libro habla del poder de la fe, es vista como una fe por la fe y no como mérito concedido por la gracia de Dios. Además, el texto dice que en el mundo reina la abundancia, pero no explica que está mal distribuida por culpa del egoísmo de los seres humanos.

Y en el asunto que se dijo antes de que se debe dar dinero para recibir más dinero, eso en realidad significa una mentalidad mezquina, pues no tiene legítimo sentido de caridad, la cual si fuese bien entendida significa dar a los demás por un acto de amor, sin esperar algo a cambio.

Pese a esa serie de aspectos poco positivos, el libro ha logrado buenas ventas, lo cual hizo que la escritora Byrne escribiera otro libro secuencial titulado El Poder, basado en una serie de consultas y opiniones de los lectores del libro El Secreto. Pese a todo lo anterior, ese tipo de libros están muy alejados de los verdaderos principios cristianos, en cambio exaltan el egocentrismo y la prepotencia humana.

Por: Osvaldo Corrales Jiménez
Comentarista de temas cotidianos