Listo el ‘plan b’ para salvar el referendo de la senadora Viviane Morales

Aunque los promotores del referendo para limitar la adopción en Colombia solamente para las familias conformadas por parejas heterosexuales pensaban que el trámite en tercer debate sería sencillo, lo cierto es que la Unidad Nacional y otras bancadas minoritarias tumbaron esa polémica iniciativa que buscaba convocar a las urnas a los colombianos para ser consultados sobre el tema.

Sin embargo ya está listo un ‘plan b’ por parte de los promotores del referendo para intentar reactivar esa iniciativa en la Cámara de Representantes basándose en el artículo 159 de la Constitución política en donde dice que “el proyecto de ley que hubiere sido negado en primer debate podrá ser considerado por la respectiva cámara a solicitud de su autor, de un miembro de ella, del Gobierno o del vocero de los proponentes en los casos de iniciativa popular”.

Aunque era el tercer debate del referendo en el Congreso, sí era el primero ante la Cámara de Representantes y por eso razón es válido acudir a ese artículo de la Constitución para apelar la votación que se presentó de 20 votos por el No con el que se hundió la iniciativa.

Así las cosas el trámite será el siguiente:

1. presentar la apelación ante la plenaria de la Cámara.

2. Los 166 representantes definirán si se acepta esa apelación.

3. Si es aceptada, el referendo pasará a una comisión constitucional distinta a donde se surtió el trámite. Esto quiere decir que no podrá volver a la célula legislativa en donde ganó el No.

4. Si en esa nueva votación gana el Sí, el referendo pasará a su último debate en la plenaria de la Cámara, pero si gana de nuevo el No será archivada definitivamente.

Según Carlos Alonso Lucio, quien lideró el proceso de recolección de firmas, y la senadora Viviane Morales, quien llevó el proyecto al Congreso, esa figura es válida y acudirán a ella para salvar el mecanismo de participación.

Para ese trámite no hay tiempos definidos y dependerá de los promotores de la iniciativa presentar prontamente la apelación. Con este ‘plan b’ los promotores del referendo buscan revivir la iniciativa para hacer la convocatoria a las urnas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente