La misión del Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés), lanzada en abril pasado, ha proporcionado las primeras imágenes detalladas de las estrellas del cielo austral registradas con sus cuatro cámaras de gran angular en el marco de la búsqueda de planetas fuera del sistema solar, informa la NASA.

El nuevo telescopio espacial TESS, conocido como cazador de exoplanetas, está diseñado para observar la luz estelar en el 85 % del firmamento con el objetivo de registrar aquellos momentos de oscurecimiento que pueden ocurrir cuando un planeta de un posible sistema se interponga entre el ‘sol’ que orbite y el satélite de la NASA, obstruyendo la luz del astro.

“En un mar de estrellas repleto de nuevos mundos, TESS arroja una amplia red” con la cual ‘pescará’ una gran cantidad de “planetas prometedores para ser estudiados en más detalle”, expresó Paul Hertz, director de la División de Astrofísica de la NASA, para ilustrar la importancia de la misión.

Las imágenes enviadas a la Tierra por el telescopio fueron captadas el pasado 7 de agosto durante un periodo de 30 minutos e incluyen decenas de constelaciones, desde Capricornio hasta Pictor, así como de las galaxias más cercanas a nuestro planeta: la Pequeña  y la Gran Nube de Magallanes.

Cada cámara del TESS tiene una resolución de 16,8 megapíxelesy cubre un ángulo de visión de 24 grados, tardando 27 días en componer una imagen única de cada sector determinado del cielo, detalla el portal Astronomy Now. El telescopio registra todo el brillo estelar que sea posible en intervalos de 30 minutos, para luego monitorear con una frecuencia de 2 minutos unas 15.000 estrellas preseleccionadas para intentar detectar las señales de un posible exoplaneta que la orbite.

Así, la misión tardará casi un año para completar el mapeo de los 13 sectores del cielo austral, para luego repetir el mismo proceso escaneando 13 segmentos del hemisferio norte durante el segundo año. Finalmente, los astrónomos utilizarán las imágenes obtenidas para establecer objetivos con vistas a un futuro análisis espectroscópico mediante otros telescopios para estudiar la composición atmosférica, la masa y la densidad de los exoplanetas que detecte el TESS.

“La imagen científica de la ‘primera luz’ revela la capacidad de las cámaras del TESS y demuestra que la misión realizará todo su increíble potencial en nuestra búsqueda de otra Tierra”, concluyó Hertz.

Te puede interesar:

Lanzan nuevo telescopio “Tess”, que continúa la caza de planetas