Los fuertes aguaceros sorprendieron en las últimas horas a los habitantes de Tunja y de 4 municipios más, donde aún persisten las precipitaciones.

En zona rural del municipio de Belén, se presentó un deslizamiento de tierra que está siendo removido a esta hora, tres viviendas cercanas se declararon en riesgo, y las lluvias continúan.

De otro lado, en Tinjacá, decenas de cultivos de papa, habas y alverja resultaron afectados por una fuerte granizada. En la mañana de este viernes se evaluarán las perdidas exactas.

Mientras tanto el municipio de Turmequé, amaneció sin luz debido a las fuertes lluvias que provocaron daños en el sistema de energía. Las zonas más afectadas serían las rurales donde falta la electricidad.

Además, en Garagoa, decenas de establecimientos comerciales vieron afectados sus enseres debido a las inundaciones, incluso, la alcaldía de Garagoa también sufrió una filtración del agua.

Como si fuera poco, las lluvias que persisten en Tunja, dejan hasta el momento 5 viviendas inundadas en el sur de la ciudad, especialmente en el barrio Suárez y Patriotas, luego del colapso de parte de la red de alcantarillado, por exceso de basuras en la ciudad, según informó la encargada de atención del riesgo del municipio.

Adicional a esto el invierno tiene en mal estado, la carretera Muzo-Quípama. Sobre esta, se provocó un accidente de tránsito, cuando un camión cayó a un abismo de 200 metros, donde murió una persona y 4 más resultaron heridas.