Lo mataron por darle “me gusta” a una foto de la novia de su mejor amigo

165
La victima Francesco Prestia

Un “me gusta” le costó la vida a Francesco Prestia, de 15 años, quien era el mejor amigo de Alex Pititto, hijo de uno de los máximos capos de la a ‘Ndrangheta, la mafia calabresa, conocido como El Tío Pititto.

Prestia cometió el grave error de darle “me gusta” a una publicación de la novia de su mejor amigo en Facebook. En un mundo en el que la vida no vale nada y el valor supremo es imponer miedo y respeto, poco vale la amistad.

Ante esta acción, Pititto citó a Prestia en un campo ubicado en el municipio de Mileto, en la provincia de Vibo Valentia, en Reggio Calabria. Le dijo que quería hablar con él, pero la víctima jamás sospechó que su mejor amigo tenía esas intenciones. Lo recibió con tres disparos, quitándole la vida en el acto.

Pititto creció literalmente en una familia de mafiosos. Su padre es Salvatore El Tío Pititto, uno de los mayores narcotraficantes de la ‘Ndrangheta. Su madre, Maria Antonia Messiano, un hermano de 21 años, y un primo llamado Pasquale, habían sido arrestados en enero junto a Salvatore por traficar cocaína desde Sudamérica.

Alex Pititto, de 15 años, quedó solo. En realidad, al cuidado de otros miembros del clan narcocriminal. Como muchos otros jóvenes hijos de mafiosos, estaba cada vez más descontrolado.

El fenómeno de los babycapos, como se conoce a los hijos de los jefes mafiosos que ganan cada vez más poder ante los arrestos de sus padres, despierta una preocupación creciente en las autoridades italianas. Son mucho más violentos y parecen tener menos límites.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente