Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España y la Universidad de Valencia ha descubierto la presencia de material genético del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en aguas residuales recogidas desde el 12 de febrero en la ciudad española de Valencia.

Los primeros casos confirmados en España, en el interior de la península, se conocieron el 25 de febrero en Madrid, Barcelona y Villarreal, cerca de Valencia. Así, este estudio demuestra que el virus circulaba en el país mucho antes de lo que se creía.

Las muestras de aguas residuales examinadas en esta investigación se recogieron entre el 12 y el 14 de febrero, cuando se estima que la enfermedad se encontraba en su fase más incipiente en Valencia.

El equipo científico ha desarrollado un sistema de análisis molecular que podría avisar de la circulación de virus en una comunidad a partir del análisis de sus aguas residuales, aun cuando los casos sean todavía incipientes, por lo que creen que este método podría resultar útil como estrategia de vigilancia epidemiológica, asimismo podría utilizarse para detectar posibles rebrotes de la enfermedad.

La buena noticia es que el estudio ha comprobado que el tratamiento de desinfección utilizado habitualmente para depurar las aguas logra eliminar la presencia del virus.
Concuerda con otro estudio

Las conclusiones de este estudio concuerdan con los resultados de otro conocido la semana pasada. Así, la investigación elaborada por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid también concluía que el nuevo coronavirus circulaba ya en España desde el pasado mes de febrero. Los investigadores analizaron los 28 primeros genomas descifrados en España y confirmaron la multiplicidad de entradas en el país, por lo que no se puede hablar de un ‘paciente cero’ español.

Este primer estudio sugería que el virus de la familia S (una de las tres familias conocidas del virus) ya circulaba alrededor del 14 de febrero, por España. Además, por fechas similares, alrededor del 18 de febrero, casos de la familia G circulaban ya por la capital del país, Madrid.

Actualmente España es uno de los países más afectados del mundo por la pandemia, al registrar más de 210.000 casos confirmados y más de 23.000 muertes.