Hasta el momento se conoce de 10 países que fueron estafados por China al venderles suministros defectuosos para atender la emergencia por el coronavirus.

Y es que en medio de la pandemia, presuntamente China perdió la confianza internacional por la entrega de insumos médicos que han fallado frente la dura situación.

Lea también: Lo que las aguas residuales revelan del coronavirus en España

Los países son: España, Reino Unido, Colombia, Canadá, Alemania, Holanda, Finlandia, República Checa, Bélgica y Turquía.

  1. España: En este país, al igual que otras naciones europeas, las autoridades recibieron miles de pruebas para el diagnóstico rápido del COVID-19; pero, a finales de marzo se dio a conocer que los test apenas tenían una sensibilidad del 30%, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que deben tener más del 80%.
  2. Reino Unido: El gobierno británico canceló la compra de 17.5 millones de test que no funcionaban y pidieron el reembolso de los pagos a China, este es uno de los más afectados por la supuesta estafa pues invirtió y usó de manera poco confiable la mayor cantidad de pruebas.
  3. Colombia: El Ministerio de salud colombiano denunció que miles de pruebas rápidas para detectar al COVID-19 provenientes de China no funcionaban. Se conoció que las mismas fueron adquiridas de laboratorios que no son avalados por el gobierno chino, pero no se descarta la responsabilidad del país asiático por tener en su territorio empresas que supuestamente estafan a los demás países.
  4. Canadá: Este país es uno de los que se vieron afectados por la mala calidad de las mascarillas tapabocas chinas.
  5. Alemania: Los alemanes fueron los más afectados por el caso de las mascarillas chinas, pues las que recibieron en este país no solo eran deficientes, sino que además estaban totalmente dañadas. En total fueron más de 11 millones de mascarillas inservibles.
  6. Holanda: Países bajos también tuvo problemas por la baja calidad de las mascarillas y por esto tuvieron que retirar al menos 600.000 unidades de estos artículos necesarios para la prevención del contagio por coronavirus.
  7. Finlandia: Mientras que el gobierno de Finlandia se quejó igualmente por el material deficiente con el que fueron elaboradas las mascarillas e hicieron que China revisara 89 millones de unidades de estos artículos.
  8. República Checa: En este caso, las autoridades informaron que al menos el 80% de los test rápidos enviados desde China presentaban problemas, aunque aludieron que los inconvenientes fueron de procedimiento.
  9. Bélgica: ara este país el panorama no fue nada alentador, allí recibieron un lote importante de mascarillas N95 presuntamente inservibles.
    “El nuevo lote de mascarillas eran del tipo KN95, equivalentes a las FFP2, y venían de un proveedor chino”, informó el reportaje de la Deutsche Welle.
  10. Turquía: Turquía también se vio afectada por el test de diagnóstico rápido proveniente de China, los mismos fueron producidos por la empresa Shenzhen Bioesay y tuvieron que devolver los kits.