Reuniones con amigos, juntadas en pareja, cenas en familia y, por qué no, citas románticas. En todas esas situaciones, las personas disfrutan compartir un momento lúdico. Sacar a relucir el costado competitivo mediante una jornada de este tipo es algo que se disfruta en casi cualquier reunión social. En la era de los juegos online, donde la mayoría de las novedades y los clásicos están disponibles, todavía existe un espacio para los juegos de mesa.

 La sensación de divertirse con unas cartas, un tablero, tarjetas o dados continúa siendo irremplazable. Esto se debe a la interacción que se produce gracias a la presencialidad. Hay entretenimientos donde detalles como los gestos o los tonos de voz se vuelven fundamentales en búsqueda de la victoria. Por este motivo, las ventas de los clásicos de tablero todavía se mantienen, y en el siguiente listado se pueden observar cuáles son los más populares de la actualidad.

Monopoly

No caben dudas de que el Monopoly, o Monopolio en algunos países, es uno de los juegos de mesa más populares del siglo XX. Fue patentado en 1935, sin embargo, encuentra inspiración en un juego más antiguo. Se trata de The Landlord’s Game, un tablero creado por la escritora y diseñadora de juegos estadounidense, Elizabeth “Lizzie” J. Phillips. Lo patentó en 1904 y, rápidamente, se convirtió en un éxito. Los creadores del Monopoly se inspiraron en la creación de Phillips, pero lo adaptaron a las ciudades y regiones norteamericanas.

El gran éxito internacional del Monopoly lo llevó a tener decenas de versiones que hoy se pueden disfrutar. Desde las ediciones de películas y series, como la de Harry Potter o Los Simpson, hasta las adaptaciones a las regiones locales que cada país realiza en el tablero. El popular entretenimiento de Hasbro combina estrategia con habilidad y, por supuesto, siempre interviene el factor suerte.

Uno

Parecería que el Uno es un juego tan antiguo como el ajedrez o el dominó. Sin embargo, se trata de una baraja creada en 1971 por Merle Robbins, un barbero estadounidense. Cuando comenzó a ganar popularidad, la compañía Mattel se hizo cargo de su producción y lo distribuyó por todo el mundo. Este divertido intercambio de cartas ganó mucha popularidad en las últimas décadas, y hoy se posiciona entre los juegos más vendidos del mercado.

Consiste en descartar todo el mazo, mediante la colocación de cartas con el mismo color o el mismo número en la pila central. Además, existen barajas adicionales, con opciones como retroceso, cambio de color y que el rival levante más cartas. Su éxito llevó a que tenga versiones online en smartphones y en consolas como la Playstation. Su problema más grande es la confusión de algunas reglas.

Cluedo

Es muy probable que este juego se conozca como Clue, ya que en América se distribuyó con ese nombre. Sin embargo, el original se denomina Cluedo y proviene del Reino Unido. Lo creó el ayudante de un abogado, tal vez inspirado en los múltiples casos sin resolver que tenía su jefe. Se trata de Anthony Pratt, un inglés que le mostró su idea a la compañía Waddington Games en 1944. Pronto fue aceptada y el juego que consiste en descubrir al autor de un terrible crimen se hizo conocido en todo el planeta.