Los Corruptos…Se van a ¡JODER!

239
William Hundelshauseen Carretero.
William Hundelshauseen Carretero. Presidente Nacional APIC.

En la actualidad se ha escuchado hablar sobre el flagelo de la corrupción, como un factor que limita las oportunidades de un país para desarrollar una gerencia pública eficiente que dinamice la economía y contribuya de forma eficiente a la solución de los problemas de la gente. Este fenómeno qué ha disminuido los recursos disponibles para que el gobierno de Sergio Londoño Zurek, alcance el cumplimiento de sus fines esenciales y completar el mandado que vino a realizar cuando aceptó el encargo que le hiciera el presidente de la república Juan Manuel Santos, se ha visto truncado por las exigencias de los corruptos como él ha señalado que quieren verlo por fuera de la alcaldía, respondiéndole en una rueda de prensa vehemente, a sus detractores, quienes le piden su renuncia, “Se van a joder”, expresión que ha causado polémica en la ciudadanía; porque si el conoce quienes son los corruptos, porque no los denuncia y de esta manera evitamos que se llegue al congreso de la república en las elecciones de este domingo en cuerpo ajeno pero con el sello de la corrupción.

Invito al señor alcalde, así como saco a relucir su casta de Hombre Bravío al señalar “A los corruptos”, a los que esperan que Cartagena se rinda, a aquellos que durante años se han lucrado de este Distrito, de esta ciudad, de la esperanza de todos los cartageneros, de la misma forma y con ese ímpetu y en cumplimiento del artículo 123 de la Constitución Política de Colombia y su deber de solidaridad, para enterar a las autoridades de la existencia de hechos irregulares, con el fin de activar los mecanismos de investigación y sanción denunciarlos señor alcalde, aquellos que han obtenido beneficio para él o para un tercero, por ejemplo: beneficios pecuniarios, políticos, o de posición social; pero hágalo antes de irse y demuestre que usted NO es uno de los cinco alcaldes con peor imagen del país.

Indique señor alcalde que su capacidad de Gobernar a un decaído Distrito como Cartagena, con su encargo fue determinante para propiciar una cultura de transparencia y poner al descubierto a los piratas y corsarios que venían saqueándola desde hace muchas décadas, muestre su eficiencia y efectividad en su gestión para que dé muestra y ejemplo a sus ciudadanos, que indudablemente motiva a replicar las actitudes transparentes. Sin embargo hay que decir que en su administración continua los altos niveles de corrupción, acompañados del sector privado que en gran parte participa de estos actos bochornosos.

Tomemos en cuenta lo que han manifestado tanto academia como candidatos de toda índole que el primer objetivo era reducir la pobreza, la disminución y control de la corrupción es determinante en un Distrito como Cartagena, que como puerto turístico requiere aumentar su competitividad, disminuir los indicadores de pobreza y generar condiciones que favorezcan el desarrollo del individuo, sin embargo lo que vemos diariamente nuevos casos de corrupción que obligan a preguntarse sobre las circunstancias que la propician y sus efectos, porque es difícil aceptar que un Distrito como este con mucho potencial, capital humano y riqueza en todos los sentidos, presente niveles de pobreza e inseguridad.

Es un tema bastante polémico y está a la orden del día de todos los cartageneros, al punto de tener entre las rejas al alcalde, la Contralora, Concejales, financistas, que según Sergio Londoño Zureck, fueron instrumentos o idiotas útiles ante los verdaderos cerebros que han experimentado hechos de corrupción, que se aprovechan de su autoridad para obtener beneficios personales, sin dejar huellas.

Sabemos alcalde que llegó al cargo en medio de una crisis administrativa que aun afecta la estabilidad de la ciudad. Es loable que haya intervenido procesos de contratación al interior de la alcaldía donde encontró más de 8 mil personas con OPS; lo que no es válido señor alcalde es que más del personal de las OPS sacados de la administración fueran remplazados por un número igual pero de diferentes jefes políticos creando al interior de la alcaldía una nueva modalidad delictiva al parecer el cartel de la Contratación. Denuncie! Y no deje un sabor agridulce en su administración. Los Corruptos…..Se van a ¡JODER!