Los desaciertos en Venezuela

172
maduro bus

Cuando se descubrió que Venezuela poseía notable riqueza petrolera (ahora se sabe que tiene las mayores reservas del mundo), la mayoría de su gente creyó que todo estaba resuelto. Entonces, sus gobiernos emprendieron la explotación del hidrocarburo, y con se creó mucho empleo y los obreros pronto estuvieron en buena capacidad económica, para mejorar sus condiciones de vida.

Sin embargo, al tiempo la importación de artículos de lujo y hasta prioritarios, fue mucho mayor que las exportaciones de petróleo. Eso causó un desbalance en la economía, pues se provocó un endeudamiento excesivo que llevó a depreciar la moneda venezolana.
Por otra parte, el gobierno central, en las primeras etapas del delirio petrolero, se entregó al despilfarro de los recursos económicos del Estado, o sea, incurrió en un alto gasto en infraestructura pública, como modernas autopistas, suntuosos edificios públicos, entre otras cosas. A eso se sumó, la corrupción de las clases políticas que de forma oculta, se nutrieron de la bonanza del erario público.

Eso paulatinamente, provocó el descontento del pueblo, al punto que se dio la apatía por ejercer el derecho al voto. Luego, en dado momento, el pueblo con la fe de elegir gobiernos mejores, llevaron al poder a Hugo Chávez que resultó ser un gobernante de línea comunista. Chávez, al asumir el cargo, empezó a desarrollar una serie de programas de asistencia social, pero viciados de excesivo proteccionismo para la gente. Eso al tiempo afectó las finanzas públicas, y poco a poco empezó el derrumbamiento nacional.

Al morir Chávez, asumió el poder Nicolás Maduro uno de sus más leales colaboradores. Antes de cumplirse el mandato constitucional, Maduro se postuló como candidato y ganó las elecciones, aunque se sospecha que fue mediante un vergonzoso, fraude electoral.
Maduro, al ver que el país seguía sumido en una gran crisis económica, trató de establecer una serie de medidas que al fin de cuentas no dieron resultados buenos. Además, cada vez que la organización de países petroleros (OPEP) bajaba sustancialmente los precios del barril del crudo, Venezuela vio muy disminuidas sus ganancias por concepto de petróleo exportado, y en consecuencia la crisis se acrecentó.

Por otra parte, Maduro continuó con la tónica de Chávez, pues empezó a amordazar cada vez más, la libertad de expresión de las radioemisoras y canales de televisión, entonces eso hizo que algunos países que antes eran simpatizantes a Venezuela, suspendieran las ayudas económicas o rompieran ciertos acuerdos de cooperación internacional. Es más, las buenas relaciones con los Estados Unidos se llegaron a deteriorar en tal medida, que hoy son casi inexistentes.

A eso se suma que, Maduro se ha vuelto represivo toda vez que el pueblo (al sentir tanta pobreza y sufrir muertes por el hambre) se ha manifestado en las calles para pedir que haga algo para mejorar la crisis económica y el desabastecimiento, de bienes y servicios. Es más, en los últimos años, se han ocasionado muertes de manifestantes, sumado al encarcelamiento y asesinato de líderes políticos, que se oponen al régimen chavista mal denominado Revolución Bolivariana. En otras palabras, la república venezolana ha seguido los malos pasos de Cuba.

Respecto a las políticas internacionales del gobierno de Maduro, es tirante la relación ante los Estados Unidos; irónicamente Venezuela le vende quizás la mayor parte de su extracción petrolera, a la nación del Norte.

Entonces, entre las variadas propuestas no falta quienes desean se imponga un boicot comercial y financiero, de parte de los países que tienen algún nexo con Venezuela. Si eso ocurre, es posible que se provoque un serio impacto contra la población, la cual ya sufre carencia de infinidad de bienes. Y si acaso, se pudiera imponer algún bloqueo al gobierno de Venezuela, estaría en cortar el suministro de repuestos y accesorios, usados para los tanques, cañones, aviones militares, barcos de guerra y proyectiles de fabricación estadounidense y de sus aliados. O sea, sería una forma de afectar la logística militar, claro quizás allí no está del todo la salvación, pues son necesarios otros aspectos. Pero si gran parte del equipo militar venezolano proviene de fabricación de países como Rusia, China y de otros regímenes comunistas, allí no se podrá hacer mucho.

Aunque, sí se hace necesario o urgente es, que la ONU y OEA, principalmente, sean los entes que exijan ese nuevo proceso democrático que tanto necesita Venezuela, y no esa vulgar pantomima de elecciones fraudulentas que cada cierto tiempo, reeligen a Nicolás Maduro.

Por: Osvaldo Corrales Jiménez
Comentarista de temas cotidianos