Los libros son paisaje de eterna fragancia

562
libros_3+1

Los libros son mi distracción de distinguida preferencia, en mi tiempo de inactividad, completamente me considero bibliófilo, los aprecios tanto que me entrego 100% a leer ejemplares de diversas materias, especialmente de literatura. Gracias a los libros aumento diariamente mi conocimiento, privilegiado me siento cuando leo un libro que me fascina. La exquisita lectura siempre será el dorado camino e ideal para ser grandes exitosos en todo lo que deseamos obtener, debemos leer sin limitaciones, el buen lector desarrolla exclusivamente en exprés sus abundantes talentos.

Los libros deben amarse, deben comprarse para leerlos, no para ignorarlos o quemarlos, la persona lectora es aplicadamente emprendedora. Leyendo cotidianamente encontrarás la clave para desahogarte elocuentemente, en cualquier circunstancia de tu vida, invertir en los maravillosos libros, es alimentar el crecimiento y belleza de tu universo, es explotar el estupendo prodigio de tus habilidades, es huir de la ignorancia y recorrer la vida por el paisaje de eterna fragancia.

Con los magníficos libros cualquiera se convierte en célebre maestro, si quieres ser alguien de éxito, en un tiempo no muy lejano, bien lo puedes hacer, para que hagas realidad cualquiera de tus propósitos, debes tener presente; pasión, fe, persistencia, y sobre todo constante lectura, ésta viene siendo el mapa que te llevará, a conseguir el gigante y excepcional triunfo que tanto has trazado en tu mente. Hoy puedes leer en distintos formatos digital o físico, lo primordial es que aprendas, lo que aún no has aprendido.

Descubrir el primor de leer a temprana edad es inmensa felicidad, que dulcemente cualquiera puede percibir, si has explorado bastante mayor este arte, no te decepciones que para aprender nunca existirá atardecer, solo fragante albor. Nunca olvides hacer hoy lo que mañana no estará a tu alcance, entre más veloz haces lo que deseas, el disfrute de la vida será de mayor placer.

Un país donde la población tenga el brillante hábito de contagiarse con el aroma del extraordinario contenido que contienen los libros, será siempre una nación próspera, desarrollada y de personajes célebres mundialmente. Quienes no leen, no han aprendido a caminar por la vida, ignoran la belleza que el universo les ha diseñado, desprecian el encantador presente de vivir, con verdadero deleite que no tiene comparación.

Por: Carlos Javier Jarquín
carlosjavierjarquin
Escritor y poeta