¿Son los medios de comunicación el espejo en donde se refleja la participación ciudadana?
Se ha difundido que los medios de comunicación son un espejo en donde se refleja nuestra sociedad; si nos detenemos a observarlos con detenimiento, encontraremos parte de nuestra vida cotidiana en ellos. “En lugar de condenar o aprobar el indudable poder de los medios de comunicación, es forzoso aceptar como un hecho establecido su significante impacto y propagación a través del mundo, reconociendo que constituyen un elemento importante de la cultura en el mundo contemporáneo. No hay que subestimar el cometido de la comunicación y de los medios en el proceso de desarrollo ni la función esencial de éstos en lo que atañe a favorecer la participación activa de los ciudadanos en la sociedad. Los sistemas políticos y educativos necesitan reconocer su obligación para promover en los ciudadanos una comprensión crítica de los fenómenos de la comunicación». (Declaración sobre educación en medios, Grünwald, Alemania, 1982)

El ejercer el rol como actor comunitario levantando banderas en favor de la activa participación ciudadana solicitando que se amplíe la cobertura de la participación, los medios, las formas, los escenarios, los espacios vinculantes, las manifestaciones de una mayor cantidad de organizaciones comunitarias en el territorio y en sus procesos sociales, el levantar la voz en los escenarios de planeación exigiendo se garanticen los derechos a la participación que han sido vulnerados y se logre encauzar este rio desbordado lleno de arbitrariedades no conformes a la ley, nos abre puertas para entregar a través de este medio nuestra opinión y ejercer manifestaciones para su ejercicio.

En una democracia son los medios de comunicación instancias de participación, que además de informar sirven de canal para la formación de la opinión pública; permiten a las personas conocer las opiniones de los gobernantes y de los ciudadanos enterándose de lo que ocurre en su país y en otros lugares del mundo. Los medios cumplen un papel clave para el funcionamiento de las sociedades contemporáneas cualquiera sea su sistema político de gobierno; pero en los sistemas democráticos son fundamentales dado que posibilitan el ejercicio pleno de la participación ciudadanía por lo que necesitamos nuevas lecturas de la realidad sobre la participación en nuestros territorios a través de los pocos medios de comunicación que dan apertura legitimando una democracia participativa en migración hacia una democracia inclusiva.

Teniendo en cuenta el alto poder alcanzado por los medios de comunicación especialmente en esta pandemia, como canales para la promoción del debate, es fundamental la formación de ciudadanos ávidos de información, pero también analíticos y críticos, capaces de interrogar, analizar, interpretar, confrontar, participar y discernir los mensajes enviados desde los medios. Por lo que cabe a los medios de comunicación un papel preponderante en el fortalecimiento de la democracia participativa e inclusiva siempre que ejerzan su rol de manera independiente y pluralista, hasta convertirlo en una experiencia transformadora y responsable que promueve la libertad de expresión, como derecho humano básico; es decir, ampliando el abanico de actores evitando presentar una sola cara de la moneda, aceptando y respetando la participación permanente de TODOS los actores sin que primen intereses políticos, económicos o ideológicos en el tratamiento de la información.
Para debatir, les dejo la siguiente inquietud, esperando encontrar en los lideres y afectos por el tema, una muy buena fuente de información: ¿qué tan lejos o tan cerca se encuentran los medios de comunicación de la participación ciudadana y de la inclusión de sus propuestas?

Por: Carlos Alberto Arias Baquero