Los puntos pendientes tras el acuerdo de las Farc en Colombia

195

FARCEl humo blanco entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) está muy cerca. Tras casi cuatro años de negociaciones, ambas partes están a un paso de firmar la paz. Esto, ya que ayer la comisión negociadora del gobierno colombiano y la guerrilla más antigua de América Latina anunciaron en La Habana que llegaron con éxito a un acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, “la entrega de armas; las garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales”, declararon en conjunto.

El acuerdo será firmado oficialmente hoy en la capital cubana por el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el líder máximo de la guerrilla, Rodolfo Londoño, alias “Timochenko”. La ceremonia también contará con una comitiva internacional: los Presidentes de Chile, Michelle Bachelet; Venezuela, Nicolás Maduro; y el anfitrión y mediador, Raúl Castro. Además estarán presentes el canciller de Noruega y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

El acuerdo es un hecho histórico y simbólico tras más de cincuenta años de conflicto armado que ha dejado 220 mil muertos y 45 mil desaparecidos, además de casi siete millones de desplazados en Colombia. El pacto, cuyos detalles más finos serán anunciados hoy, está compuesto por tres puntos que son parte del “fin del conflicto”, una de las materias dentro de la agenda para firmar la paz. El gobierno espera que el proceso culmine con la firma de la paz el 20 de julio, Día de la Independencia.

El primer punto, la definición de las zonas de ubicación, identificará el lugar donde se trasladarán los guerrilleros hasta por un máximo de seis meses para la verificación, a manos de la ONU, de que existe realmente un cese bilateral del fuego, es decir, que el grupo rebelde no sigue utilizando las armas o que otros no están agrediendo a las Farc. El segundo punto establecerá el cronograma de la entrega de armas por parte de la guerrilla. Por último, el pacto establecerá las garantías de seguridad para los combatientes. Hoy se sabrá cómo se llevará a cabo este proceso.

Uno de los más férreos críticos de los diálogos de paz, el ex presidente Alvaro Uribe reaccionó con cautela. “No reaccionaremos al impulso de las primeras impresiones, esperaremos comuniquen mañana (hoy)lo acordado para reflexionar y tansmitir”, escribió en su cuenta de Twitter.

A pesar de que el anuncio no quiere decir que se firme la paz en este momento ni que se deje la violencia de inmediato, sí significa un gran avance para el gobierno colombiano y la guerrilla, que desde fines de 2012 llevan adelante negociaciones para poner fin al conflicto. En marzo pasado, ambas partes no lograron firmar la paz tal como habían anunciado en septiembre de 2015. Esto, porque aún quedó pendiente acordar algunos puntos de la agenda para llegar a la paz.

Hasta el momento, existen cuatro de las seis materias convenidas en las negociaciones que ya fueron acordadas por ambas partes: reforma agraria, drogas ilícitas, la justicia transicional y reparación de víctimas, y participación política, aunque en este punto quedan por establecer algunos detalles. Además del acuerdo de hoy, uno de los puntos clave para firmar la paz es el mecanismo por el cual se refrendará el acuerdo. Santos busca llevar a cabo un plebiscito, algo a lo que se han opuesto las Farc. Aún queda que la Corte Constitucional se pronuncie cuál es el mejor método para que la paz sea aprobada por la ciudadanía.

De acuerdo a la analista política de la Universidad Javeriana, Patricia Muñoz, el anuncio es parte natural de la evolución que han tenido los diálogos de paz en los últimos meses. “Tiene que ver con uno de los puntos más álgidos y difíciles de la agenda. Pero esto quiere decir que la voluntad de las Farc es absolutamente irreversible. Hoy no termina el proceso, no se firma el acuerdo de paz como tal, pero se logra avanzar en uno de los puntos que tenían que ver con cómo se le iba a poner fin al conflicto”, dijo a La Tercera.

El analista colombiano Diego Cediel también afirmó a este diario que Santos busca “reanimar a la opinión pública para que reenfoque su atención hacia la principal política del gobierno y abre la posibilidad de que el cese bilateral sea el marco en el cual se efectúe el plebiscito”.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente