Los ricos no se mudan por los impuestos, sino por las palmeras

146

MujerCuando se trata de impuestos, los millonarios son de mecha corta. Si se les aumentas las tasas, estallan y se mudan a otro estado con menos impuestos o sin impuestos.

O por lo menos así dice el argumento en contra de gravar a los ricos: los estados que aplican “impuestos a los millonarios” se arriesgan a expulsarlos hacia Florida, Texas y otros lugares sin impuesto a las ganancias. La reciente decisión del gestor de fondos de cobertura David Tepper de mudarse de Nueva Jersey a Florida, creando posiblemente un agujero multimillonario en el presupuesto de Jersey, desató alarmas. El gran golfista Phil Mickelson, poco después del tristemente célebre episodio en donde usó información privilegiada de las acciones de Dean Foods, se quejó por los altos impuestos de California y amenazó con mudarse a Florida.

Ahora, un estudio basado en 13 años de datos fiscales, considera que la mayor parte de los millonarios no se muda a través de los Estados Unidos sólo para evitar una factura de impuestos. Parece ser que los ricos, aunque tal vez diferentes a nosotros, no son tan ágiles. Cuando se trasladan, suele ser por otras razones que no tienen nada que ver con los impuestos. Por ejemplo, les gustan las playas.

El estudio, publicado en la edición de junio de la American Sociological Review, sugiere que los estados -y los países- pueden tener cierto prurito en cuanto a aumentarles los impuestos a los ricos por temor a ahuyentarlos de sus bases fiscales.

Pero los ricos se mudan por razones impositivas sólo en un 2,2 por ciento de las veces, según el estudio, teniendo poco impacto en los ingresos de los estados que dejan atrás. Utilizando un modelo estadístico basado en las mudanzas de los millonarios de un estado a otro, los investigadores hallaron que si los estados aumentaran su principal tasa impositiva en un 10 por ciento, se arriesgarían a perder sólo un 1 por ciento de su población de millonarios.

¿Por qué entonces es más probable que los ricos, con todos los recursos que poseen, permanezcan en un lugar? El estudio señala que los millonarios son más propensos a casarse, tener hijos, y poseer negocios, todas condiciones que tienden a hacer más difícil el trasladarse. La gente rica suele crear profundas raíces en sus comunidades, lazos que los ayudaron a lograr el éxito en primer lugar.

“La mayoría de los millonarios son del tipo del ‘trabajador rico’”, se observa en el estudio, y su fortuna proviene de los lugares concretos donde han construido sus relaciones de negocios. Para quienes poseen empresas de tecnología, Nueva Hampshire y Tennessee –aunque tengan impuestos bajos– no son sustitutos de Silicon Valley. Asimismo los abogados de Wall Street necesitan permanecer cerca de Wall Street. Y para los actores o directores famosos, Hollywood (Florida) no es lo mismo que Hollywood (California).

Un hallazgo curioso fue la cantidad de ricos a los que parece gustarles Florida, uno de los siete estados que no grava los ingresos y explica casi toda la migración por razones fiscales, según detectaron los autores. Mientras tanto, Texas, Tennessee y Nueva Hampshire no parecen captar millonarios que huyen de estados con impuestos más altos.

Los autores sólo pueden intuir por qué los ricos prefieren Florida. “Es el único estado con acceso a las costas del Mar Caribe”, observan, pero “es difícil saber si el efecto Florida tiene que ver con la evasión de impuestos, con su particular geografía, o con alguna combinación especialmente atractiva” de esas dos características.

Descansar debajo de una palmera puede ser aún más relajante cuando viene acompañado de una rebaja en los impuestos. No hay que ser sociólogo para saber eso.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente