Los vientos psíquicos del inconsciente se arremolinan y algunos logran fluir imponiendo el principio del placer, el deseo, compulsiones, carencias o faltas, complejos, lo real, imaginanario y simbólico, con personajes con identidades bien delineadas y multifonías e intertextualidades con cuadros vivos o fotogramas narrados con humor en las subtramas de la novela Los Vórtices secretos del escritor Isacc Morales (estado Miranda, Venezuela).

Hay muchas imágenes disparadoras con ideas lúdicas que centran al lector en la búsqueda de interrogantes, dudas o reflexiones con hilos narrativos disruptivos, en una especie de espiral retrospectivo con juegos en el manejo del tiempo, que atrae al lector y deleita al contar el origen y función en el proceso de construcción de los personajes y se genera complicidad…en fin hay muchos filos ‘filetes’ para degustar, desde una familia clase media, madre castradora, refugiada en el espiritismo, viuda, con dos hijos mayores que representan la luz y oscuridad, la Bella en tierra de las reinas, mises del mundo, (con sus afeites y bien acicalada), el vecindario de las torres, la niña medium sin nudos de Adriana, cada ‘cabeza es un mundo’ a punto de implosión, y el ojo de Jhonatan, en monólogos internos, nos da un zoom descriptivo y mete en sus pensamientos.

Aquí daremos unos trazos sobre la conducta del ‘cazador’ de estrellas, planetas al descubrir con el telescopio las vidas de sus vecinos, y en especial de la Bella (luna atractiva que le subyuga en trances de ‘ojos espermáticos’).

Desde tiempos antiguos los bípedos nos alimentamos de todo que se mueva y estamos al acecho, cazando con más de los cinco sentidos; ya percibimos en útero con los oídos el corazón de la madre y luego las interconexiones neuronales se van especializando. Recordemos que el cerebro de casi medio kilo pasó a un kilo y medio al comer carnes diversas(somos ómnivoros) y es tan divino un muchacho relleno, una parrilla de mariscos, o corazones al pincho (anticuchos con tripas), chocozuela, carne de lagarto, enjundias, vísceras, patas de vaca y ahora de pollo, orejitas de cochino, baba, culebras, gusanos de moriche, huevas de lisa, armadillo, gatos, caballos, acure…(tambén placenta, ratones, fetos, bebes y adultos, ¿algunas veces ‘los desaparecidos’ seran fuentes alimenticias?).

Nuestros ancestros comían carne humana los Neandertales, Cromagnon al Homo sapiens y nuestros aborígenes no solo hacían los rituales, de sacrificios humanos a la Pachamama,eran las trepanaciones craneales, deformaciones del cráneo para las interconexiónes interestelares y estas formas aún permanecen en los descendientes de los Mayas, Aztecas, incas, Yanomamis, Paracas,Chibcha y tambíen en los pueblos de Nueva Guinea, Europa, India, Africa, Indonesia (una forma de canibalismo cultural)
Las hambrunas han sido detonantes para cazar humanos, como también accidentes aéreos, guerras, que ponen al instinto de la supervivencia en esa elección de comer al semejante o al mas próximo. Se le ha convertido en un tema tabú tan igual con el sexo y felicitamos al escritor Isaacs Morales al abordar este tema en el libro Los Vórtices secretos y creo que es el motor central: el personaje Jhonatan, adulto de más de treinta años, ardido de sexo, auto enamorado de la Bella, voyeur, con transtornos de personalidad, de conducta caníbal, una especie de TOC Kanibal, y que le denomino en suerte al juego narrativo (transtorno obsesivo compulsivo kanibal); la Bella es la propia ’droga canibal’ (metiendioxipirovalenzona) que lo lleva al mundo tánico. Jacques Lacan, manifiesta que ‘el deseo humano es el deseo del otro’, él suple su falta de ser al desear ser el mismo, y nunca puede ser satisfecho, la posee, asesina y practica la antropofagia en los órganos reproductivos y de placer de la Bella -clitoris, vulva y mamas (síntoma manifiesto en la experiencia analítica, que fue realizado ‘in situ’, consciente de sus actos, con rechazo, odio, venganza…) que simbolizan la procreación y origen, con un ataque voraz al origen materno y así nos dibuja el miedo al incesto primigenio, que fue reprimido al sometimiento fálico del padre al poseer a la madre; claro el símbolo del falo e identificación es básico para normatizar ese proceso en el desarrollo psico sexual.

Según Freud los instintos de la líbido nos marcan desde la díada materno filial y que el padre es el intruso, del primer triángulo amoroso, y lo fálico somete al niño y luego se suma a ese poder, fuente de placer, de aceptación del complejo de Edipo(traumas edípicos), de castración (es en los tres primeros años -oral,anal,falica, de latencia y genital- hasta la adolescencia que se pasa por ese proceso. Qúe sucede con Jhonatan? este individuo tenia una fijacion oral, fálica y no pudo procesar, nombrar y cae en el círculo vicioso de la repetición del trauma (normatizar ese proceso de individuación, de ese ótro, aparte del padre y con él, del padre y de la madre, y casi siempre masculla o rumia en monólogos sus faltas o carencias de odio a la madre, insatisfacción y está el deseo sexual latente), que al conseguir su objeto, se siente insatisfecho, con culpas de un nuevo proceso… salvando las distancias, como dice la escritora Marguerite Duras, es siempre insatisfecha al escribir ‘no es tener sexo lo que cuenta, sino tener deseo’ y ese deseo insatisfecho se parece en algo a la pasión escritural, que nunca cierra…Jhonatan logra su objeto sexual y qué le pasa?, porque no es casual, que se haya dedicado a escribir (su madre castradora prefirió al obeso peluchín Mehmet, deforme con alma de niño, que nunca había sido destetado, y muere- esto es risible e irónico al ser correspondido por un beso sublime por la novia-) y deja vestigios con ese antiheroe, Jonathan cual héroe Teseo debe morir, y solo se sostiene con los hilos de plata, del angel Ariadna, la niña superdotada y lúbrica. En esto hay que acotar que el no accede ni cae en las redes y si nos centramos en el mito de Teseo y el Minotauro, ella le salva, pero en un rapto del sueño es abandonada en las arenas del mar (agua símbolo del origen) y en la novela es ‘abandonada’ en las blancas sábanas brillantes del nosocomio (la niña médium). El héroe está herido y cumplirá su misión…

El tabú cultural -de la antropofagia, sexualidad e incesto- están reprimidas en el inconsciente colectivo e individual y se sostien sometidas sometidas por las religiones, miedos, condicionanmientos educativos, familiares y de los sistemas de gobiernos en que transitamos en un parpadear, y el tiempo nos atraviesa al repetir patrones mentales que nos someten con cuentos del libre albedrío, y para muestra un botón: ¿ por qué no se tocan puntos de los supuestos tabúes? , ni siquiera nos atrevemos a nombrarlos y menos debatir en estos tiempos del caos y cambio de civilización sería, uno de los puntos álgidos, como del cambio climático y su relación con la cría y consumo de gando vacuno, el consumo de carnes, la sobrepoblación…

El sistema neoliberal salvaje se alimenta de los parias, de los trabajadores, la plusvalía cuál Chronos devora a sus hijos y ahora con el Covid 19 se extinguen más a los marginales y los ‘’proletarios uníos no se comen al patrón’’, ¿por qué será? Mas bien se caribean entre éllos, pero las sociedades al borde del desmadre, ‘bordeline’ ‘nos comemos los unos a los ótros’( dice la Biblia); entonces, el símbolo pasa a ser literal, las imágenes y fantasías se manejan con el principio de realidad,y no es extraño el aumento de patologías (las imágenes nos son disparadas con ventas de los cuerpos en cortes de primera o segunda y el lenguaje coloquial es muestra de piropos obscenos, candentes, asesinos seriales, verbo procaz).
El reino de la pornografía, la seducción y los 7 pecados capitales quedaron demodé, y eso de comerte a besos, abrazos apretaditos, apetecible, el bulto, besitos mordelones, ‘devorame otra vez’, o la prima se come, la carne de gallina vieja da buen caldo… son muestras pueriles de lo que se oculta en la psiquis del inconsciente.

El canibalismo permanece en la memoria ancestral y aflora en situaciones de supervivencia o sobrevivencia y no son enfermedades mentales, son prácticas ancestrales desde sus origenes a los albores de los tiempos. Nada es casual en estos tiempos distópicos y siempre hay una Diana la cazadora o Hunter el cazador, buen mozo como Jhonatan versus la fealdad corporal de su hermano , quizás ‘’Minotauro’’ del cuento de Borges, que espera morir para dejar de sufrir… en vueltas de remake ya no son los marcianos, ni Godzilla… en las vórtices del tiempo, retornan en las pantallas, peliculas: obsesión caníbal, The green inferno, Hannibal, Voraz, Holocausto kanibal, Crudo… estas son proyecciones de los miedos o transferencias o ambas, dos del poder? Porque los zombies son hasta ridículos, los dráculas, superhéroes, niños lobos perdieron su efecto. Porque ahora vivimos nuestras pelis en vivo: Covid 19 o mejor mas Covidas, inicio del reino de los virus, del principio del virus, pandemias y sí quizás los extraterrestes son como E. T. el extraterre… o al menos las hermanas Whachozky nos retratan en agujeros de gusanos a nuevos portales?

No sabemos lo que es la realidad en realidad y ni la podemos corporeizar y quizas nos acerquemos hurgando distopias, telepatía, sin lenguaje ni escritura…y si con el virus o más virus la antropofagia reduce la población, el calentamiento global; cómo seremos, y en qué nos convertimos? No hay mal que por bien venga.

Por:  Ana Anka