“Lucha contra la corrupción no puede quedarse en titulares de prensa”, Procurador General

246
Foto archivo, Fernando Carrillo, Procurador General de la Nación.

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, advirtió que “la lucha contra la corrupción no puede quedarse en titulares ni en firmas de pactos que no tengan planes de acción concretos”.

Al intervenir en el foro ‘Transparencia corporativa: una oportunidad para la competitividad’, organizado por la Embajada de España en Colombia, España Exportación e Inversiones, el Instituto de Estudios del Ministerio Público (IEMP), la Procuraduría General de la Nación y Kreab, Carrillo Flórez propuso materializar pactos de colaboración entre el sector público y privado para desechar comportamientos ilegales en el manejo de recursos y bienes.

El jefe del Ministerio Público indicó que “son muchas las puertas en las que el sector privado puede reforzar la agenda en el tema de la ética”, y por lo tanto se convierte en un imperativo su colaboración para demostrar “que en este escenario de postconflicto, la mejor empresa, hoy en día, es buscar la transparencia y la integridad”.

“Hay que pensar en herramientas que permitan construir escenarios de transparencia que son importantes en la relación entre el sector público y privado”.
Sostuvo que es importante seguir sumando fuerzas para recuperar los escenarios de transformación social del país, que a su juicio “tiene que ser el motivo principal de trabajo entre las empresas españolas y las nacionales”.

Para Carrillo Flórez “todo empresario o ciudadano está llamado a convertirse en veedor no solo de los recursos públicos sino del buen manejo del espacio público donde todos interactuamos”.

Destacó que un sector privado sólido en materia anticorrupción permitirá dar unos pasos muy concretos en la lucha contra ese fenómeno y resaltó la importancia de los códigos de ética del sector gremial, porque no basta con meter a la cárcel a los corruptos, declararles la muerte política o extinguir sus bienes, también es importante el control social, el rechazo social, que se deriva del sector privado.

Para el Procurador “la ética debe volver a ser la premisa mayor no solo del sector público sino también del sector privado”.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente