Un luchador “vagabundo” podría ser el nuevo campeón en UFC

Ngannou rompió el récord mundial de golpe de puño con mayor potencia, logró marcar 129.161 unidades superando la marca anterior de 114.000 unidades, perteneciente a Tyrone Spong, competidor de kickboxing.

385
Francis Ngannou
Francis Ngannou. Foto: UFC

Antes de ser un artista marcial Francis Ngannou tuvo que mendigar, emigrar y vencer múltiples obstáculos fuera del ring. El pasado 2 de diciembre venció a su rival Alistair Overeem por nocaut en el primer asalto con un arrollador uppercut izquierdo, ahora es el nuevo número de los pesos pesados de la Ultimate Fighting Championship (UFC).

El diario Marca realizó la biografía de Ngannou, el hombre que nació en Camerún, y se crió combatiendo las dificultades de la pobreza y en la adolescencia trabajó picando rocas para construir senderos de paso en su pueblo. Una historia que refleja muchas batallas contra  las adversidades que el deportista debió vencer antes de poder dedicarse por completo al deporte como un profesional.

Cuando cumplió los 26 años, Francis, cruzó el estrecho de Gibraltar en una embarcación y llegó hasta París en Francia. Sin dinero, sin amigos y sin un lugar donde alojarse, debió sobrevivir en las calles parisinas como un indigente alimentándose de lo que le ofrecía una ONG.

Un nuevo amigo, que consiguió en las calles, le ofreció entrenar en su gimnasio de manera gratuita, así conoció las artes marciales mixtas. A finales de 2013, el luchador “vagabundo” hizo su debut en este deporte con una victoria por sumisión y desde entonces le apodan ‘Depredador’ (‘The Predator’). Ya acumula 11 victorias, 7 de ellas por nocaut, y una sola derrota por decisión de jueces en su historial de batallas en el ring.

Esta victoria deja al franco-camerunés, a la espera de el estadounidense Stipe Miocic por el cinturón al actual de campeón de los pesos pesados.