Luis Iglesias, declamador por excelencia

214
Luis Iglesias
Luis Iglesias y Carlos Javier Jarquín

«La declamación es un arte escénico que se desarrolla frente a un público que observa y escucha, que puede participar siendo testigo ocular y auditivo de la misma. Consiste en la interpretación de un poema, buscando profundizar su mensaje con el uso armonioso de la voz, la sutileza del gesto, mímica y el movimiento de aquellos versos o palabras que destaquen el sentimiento y la emoción contenida en el poema.»

Declamar es un arte, de los más divinos artes, en toda mi vida personalmente he conocido a pocas personas que son artistas, de singular prodigio en declamación; Luis Iglesias es un declamador por excelencia, verlo declamar en vivo y en directo es gloria de eminencia, con su excepcional voz a cualquier poema  le da honorable y magistral esplendor, el acento que le da a cada palabra es fantástico, cuando está en el escenario  hace respirar con sublime elegancia  a cualquiera de los versos que sus  labios le otorguen licencia para que se pierdan entre el público presente, él tiene la magia de hacerte conmover  y hacerte sentir e identificarte entre el extraordinario contenido que el autor expresa en su obra.

Para darle sabor exitoso a un poema, debes tener presente estupenda y colorida pronunciación: “Impostación de la voz, destreza en la entonación y adecuados usos del volumen”, la pausa y fiel énfasis en cada palabra.  Los maestros de  este extraordinario  arte  sugieren:  “Realizar ejercicios de respiración constantemente, entrenar la correcta afinación de la voz, mejorar la postura corporal, practicar oratoria y entender que la declamación no es solo una técnica, sino un arte”.

Característica de un buen declamador: “Buena voz, elegancia, presencia escénica, buena memoria, buena dicción, buena expresión corporal, conocimientos teatrales, dominio del cuerpo y nervios en el escenario e interpretación de poemas. Si el declamador no emplea con acierto los ademanes, o los utiliza fuera de conveniencia, desluce su interpretación y revela una desarmonía que los oyentes perciben enseguida”.

La ciudad de Jinotega conocida como, “Las Brumas”, se ubica a 142 km al norte de Managua, Nicaragua, en esta virtuosa ciudad, el 12 de enero de 1966 vio nacer a uno  de sus principales intelectuales  contemporáneos; al microempresario, escritor, poeta y admirable declamador, Luis Armando Iglesias Gutiérrez. Es licenciado en Administración Agropecuaria de la Universidad Centroamericana, (UCA), posgrado por el Instituto Interamericano de Desarrollo Social (INDES), fue becario por tres años en la ex Unión Soviética.

Obra: Indicios de vida”, es un libro de relatos y cuentos cortos. (2011).Me declaro fuera de peligro”, (poesía, 2013),  Huellas… Biografías de grandes jinoteganos”, (narrativa, octubre 2017). Además el poeta confesó exclusivamente para este medio, que tiene cinco libros inéditos; un texto de estudio para la declamación, de leyendas jinoteganas, de testimonio, novela y uno de crónicas y relatos. En agosto (2016), publicó su primer disco de declamación “Mi repertorio: Poemas para Declamar”. En la contraportada del disco define que la declamación se resume en dos palabras: interpretación y proyección.

Presentaciones: En agosto del 2007 tuvo el dorado privilegio de integrar al elenco de la obra de teatro “Andrómaca, con la cual Nicaragua tuvo el orgullo de participar en la 53 edición del Festival Internacional  de Teatro Clásico De Mérida-España. Ha participado en cinco Simposio internacional, Rubén Darío, en León. Ha participado en ocho ediciones de Micrófono abierto del Festival Internacional de Poesía Granada, Nicaragua (FIPG). Este  2019, no se celebrará por causa de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el (18 de abril de 2018).

Promotor cultural:  Fundador y presidente de la Federación Cheros Infanto–Juvenil de Baloncesto de Jinotega (1999-2000). Fue secretario, vicepresidente y presidente, de la Federación Mayor de Baloncesto de Jinotega.  En diciembre de 2013 fundó la Academia Motivacional para la Lectura y la Escritura (AMLES). Dirige el Taller Permanente de Literatura desde marzo 2017.

Desde su propia  academia, promueve; oratoria, el ensayo, la declamación, lectura y escritura. Desde este espacio promueve a los escritores y poetas de Jinotega. También es fundador de las “Tertulias jinoteganas en donde se reúnen los nuevos talentos de la literatura de la mano con los que ya tienen recorrido”.

En el prólogo del libro Huellas… biografías de grandes jinoteganos el maestro, Guillermo Cortés Domínguez, describe: “El escritor Luis Iglesias es un enamorado de Jinotega, su pueblo, de su identidad, de su cultura, su geografía, su historia, su gastronomía, y sus gentes… su pensamiento y obra, son un ejemplo para la niñez y la juventud”.

Facebook

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
El chico poeta