Luka Modric seguirá vistiendo la camiseta del Real Madrid y con aumento de sueldo. El club blanco ha decidido premiar el rendimiento del jugador croata con un salto en la escala salarial, un reconocimiento a su gran actuación en el Bernabéu y en el Mundial de Rusia, donde fue elegido Balón de Oro.

Modric se colocará así a la altura salarial de Sergio Ramos, capitán blanco, en el segundo escalafón de la plantilla, sólo por detrás de Gareth Bale. Cobrará alrededor de 10 millones limpios al año, cuando venía cobrando unos 8 hasta el momento. Luka es fundamental para el club y así se lo han transmitido, con la intención de satisfacer sus pretensiones económicas y sellar su continuidad.

El interés del Inter y la súper oferta que manejaba el 10 blanco del conjunto italiano habían puesto en duda su continuidad en el conjunto blanco, que ha tomado las riendas del asunto inmediatamente para atajar la situación.