Maduro denuncia ciberataque a sistema de pago electrónico

316

El presidente Nicolás Maduro denunció el viernes que el sistema de intercambio comercial y pago en moneda electrónica de Venezuela sufrió un ataque cibernético y se convirtió en una de las víctimas más recientes de la llamada Guerra Económica, un supuesto plan promovido por sectores opositores locales e internacionales para desestabilizar su gobierno.

“Comprobado 100% que Venezuela sufrió hoy un ataque cibernético”, afirmó Maduro en un acto de gobierno transmitido por la televisión estatal. “Yo me declaro en alerta total”.

El mandatario destacó que la suspensión de los servicios de pago electrónico que se registraron en esta nación sudamericana no fue consecuencia de una falla fortuita.

El gobierno sostiene que la crisis del país es consecuencia de una “guerra económica” promovida por empresarios y sectores opositores para derrocarlo, en momentos que su popularidad se encuentra en niveles muy bajos por la galopante inflación y la escasez de alimentos y artículos básicos.

Diversas encuestas indican que 80% de los electores desea que Maduro abandone el poder.

El presidente informó que su gobierno convocó para el sábado a los directivos de la Asociación Bancaria de Venezuela para revisar la situación, y ordenó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional adelantar las investigaciones en la sede de la empresa a cargo de prestar el servicio.

El Consorcio Credicard —que ofrece servicios de pago electrónicos, manejo de las operaciones de tarjetas de crédito y débito al 77% de la banca venezolana— atribuyó a fallas técnicas los problemas en los puntos de venta en todo el país.

En un comunicado divulgado el viernes en la noche, Credicard informó que aún trabajaba en la solución de la falla.

“Esto estaba anunciado; yo tenía la información de que pretendían hacer esto (sabotaje). Pretendían dejar sin Credicard al país”, aseveró el mandatario.

En paralelo, Maduro informó que el lunes el Banco Central de Venezuela dará a conocer detalles precisos sobre la próxima entrada en circulación de varios millones de nuevos billetes de 500 y 5.000 bolívares, acordada para combatir las dificultades que enfrentan los venezolanos al verse obligados a cargar grandes volúmenes de billetes para realizar casi cualquier pago de productos en medio de una escalada de precios.

El billete de más alta denominación en Venezuela actualmente es de 100 bolívares, cuando el precio de una bebida gaseosa de dos litros oscila entre los 2.000 y los 2.400 bolívares.

Colapso en los puntos de ventas se habría producido por falta de efectivo

Desmintiendo a Nicolás Maduro quien aseguró este viernes que el colapso en el sistema de cajeros automáticos en Venezuela se debió a un “Ciber-ataque”, el  diputado por la la Unidad José Guerra,  las fallas presentadas este viernes en las transacciones de puntos de venta en todo el país se debe a un colapso en los sistemas bancarios por falta de efectivo.

cajero-falta-dinero

Detalló, “como no hay efectivo, la gente está pagando masivamente con tarjetas de débito. Esto está colapsando los puntos de venta. Además, el gobierno no ha pagado a las empresas que realizan los mantenimientos tecnológicos a estos equipos. Esa es la explicación”, afirmó.

Guerra sobre el “ataque cibernético”  denunciado por el presidente Nicolás Maduro,  se negó a emitir comentario.

Por su parte,  Credicard, empresa responsable del manejo de operaciones con tarjetas de crédito y débito de unas 20 entidades bancarias publicas  y privadas, informó que su plataforma tecnológica está presentando fallas técnicas, por lo que no están prestando servicio.

“Nuestro equipo técnico se encuentra trabajando para solventar el inconveniente y restablecer el mismo a la brevedad posible”, informó en un comunicado.

Sobre esta empresa, el también economista comentó: “La empresa Credicard usa la plataforma de transmisión de datos de Cantv y ésta se encuentra desactualizada. Eso explica el caos con los pagos”.

Sobre la entrada en circulación de los billetes de  5.000 anunciada este viernes por el presidente Maduro el economista que no será suficiente y explicó que el país necesita una nueva familia de billetes que respondan a las necesidades del pueblo, con un billete de mayor denominación de 10.000 bolívares.

“El billete de mayor denominación tiene que ser de 10.000, en lugar de 5.000. El poder de compra del billete de 10.000 equivaldría al de 100 bolívares en el año 2008”, sentenció.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente