El presidente Nicolás Maduro aclaró este viernes que la nueva Constitución que redactará la asamblea nacional constituyente podría ser sometida a referéndum consultivo y que así lo propondría.

Maduro pretende acallar de esa forma los reclamos nacionales e internacionales por no haber llevado a aprobación del pueblo, tal y como lo establece la Constitución, la iniciativa constituyente que presentó.

“La nueva Constitución irá a referendo consultivo para que sea el pueblo quien decida”, afirmó desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde se lleva a cabo una jornada de trabajo con el Consejo de Vicepresidentes.

Aún así, Maduro sigue insistiendo en que la convocatoria de la  Asamblea Nacional Constituyente, que no fue sometida a referéndum como lo establece la Carta Magna, “se acoge perfectamente al espíritu de la Constituyente de 1999 y es constitucional y legal”.