La compañía de viajes con sede en Tokyo MariCar ofrece una forma única de ver la ciudad. Inspirada en los reconocidos juegos de carreras Mario Kart de Nintendo, la empresa MariCAR ofrece recorridos de go-karts en tres ciudades japonesas: Tokyo, Osaka y Okinawa.

“Es algo que te saca de tu cotidianidad”, dice Catherine Ishii, gerente de MariCAR Tokyo. “Usas disfraces, montas go-karts que parecen juguetes pero que en realidad son como un coche real. Ponerte el disfraz ya te mete en la experiencia y luego te subes al kart, haces el recorrido y la experiencia se amplifica”. Añadió.

Cualquier persona con una licencia de conducir internacional o una licencia de conducir japonesa puede unirse al recorrido. Los karts pueden alcanzar velocidades de 80 kilómetros por hora. Pero a diferencia del juego las personas que usen el servicio no deben competir para rebasarse entre sí, los conductores de MariCAR deben cumplir con los límites de velocidad pública y las normas viales. Los viajeros pueden hacer turismo y ser una atracción, todo al mismo tiempo. “Incluso si solo vas a 40 o 50 kilómetros por hora, se siente como 80 o 90 porque es un kart abierto y estás muy cerca del suelo”, explica Ishii.

Además de los reconocidos personajes de Super Mario Bros, los conductores también pueden elegir entre una variedad de disfraces, como los Minions o Superman “Por eso no puedes dejar de sonreír. Todos terminan riendo”. dice la gerente.

La actividad ha tenido tanto éxito que ciudades como de Australia ofrecen este servicio como el Mushroom Racing, otra experiencia inspirada en Mario Kart; sin embargo, estas si son carreras reales y se realizan en circuitos cerrados.

Se sabe que la empresa estuvo en una disputa legal con Nintendo cuando la compañía de videojuegos presentó una demanda contra MariCAR por ofrecer una experiencia inspirada en Mario Kart sin su permiso, en 2017, pero la Oficina de Patentes de Japón dictaminó el fallo en contra de Nintendo, permitiendo que la empresa conservara la marca y continuara prestando sus servicios aunque su sitio web ahora incluye un descargo de responsabilidad que advierte que MariCAR “de ninguna manera es un reflejo del juego Mario Kart”.