Marta, la embarazada con zika que ha tenido un bebé completamente sano

208

zikaMarta se infectó de zika en un viaje a Colombia en Navidad. Embarazada, acaba de dar a luz y el bebé está totalmente sano. Los médicos creen que el zika afecta más al feto en los primeros meses de la gestación.

«Llegan muy nerviosas y se van mucho más tranquilas». Así relata la doctoraAnna Suy, la responsable de patología infecciosa y embarazo del Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona, la experiencia de pasar un embarazo con zika en la sangre y la probabilidad de que el feto esté afectado presente en cada paso y cada prueba.

En Cataluña, ha habido cinco mujeres en estado de gestación con el virus, la comunidad con un mayor porcentaje. Hace apenas un puñado de días, una de ellas, Marta, ha tenido un hijo completamente sano.

De hecho, el parto es tan reciente que la paciente aún sigue ingresada con su hijo en el centro público barcelonés. Una situación que contrasta con el primer caso de feto con microcefalia provocado por el zika y hecho público esta semana por la Generalitat.

En una entrevista reciente en TV3, Marta explicaba su experiencia y contagio con el virus del zika. Fue en las pasadas Navidades, cuando viajó hasta Colombia para visitar a unos familiares. Una vez allí y pese a llevar protección contra los mosquitos, se sintió indispuesta, con dolor articular y la aparición de una urticaria por el cuerpo de la que se recuperó en 24 horas.

No obstante, visitó el servicio de urgencias de un hospital colombiano donde le hicieron varias analíticas y pruebas diagnósticas que descartaron el zika.

Ya en Barcelona, la afectada se realizó un segundo chequeo que sí detectó el virus en sangre. De inmediato, la unidad de medicina tropical derivó el caso al Hospital de la Vall d’Hebron, uno de los dos centros en Cataluña -junto con el Clínic- con capacidad y medios para atender este tipo de casos.

Allí la esperaba la doctora Suy, que explica el protocolo a seguir en este caso y que también se aplica en otras mujeres embarazadas con zika. «Los controles son cada tres semanas y se efectúan analíticas, ecografías y neurosonografías fetales» para ver con exactitud si el feto sufre malformaciones del sistema nervioso central y, en concreto, microcefalia.

En el caso de esta paciente, todas las pruebas descartaron cualquier afectación del feto. «Parece que el zika podría afectar más si se contagia al inicio del embarazo», explica Suy con toda la cautela de una enfermedad aún muy desconocida. «Las afectaciones en el sistema nervioso suelen aparecer en el segundo trimestre o a principios del tercero», abunda.

Ahora, el bebé de Marta ha nacido completamente sano pese a tener que someterse a pruebas y chequeos continuos en el próximo año y medio. «Hacemos analíticas, ecografías cerebrales y resonancias. Si todo sale bien, al final de este periodo damos el alta médica», explica la doctora sobre los pasos a seguir.

A Marta también se le ha extraído una muestra de la placenta y del cordón umbilical para analizarlos.

Pero, ¿hasta qué punto puede afectar el miedo durante el embarazo? «Se me desmontó todo, pensé lo peor», explicó hace unos días Marta a TV3. «Realmente, las pacientes llegan muy nerviosas y se van tranquilizando a lo largo del proceso», asegura la doctora.

El hecho de seguirlas tan de cerca, como le ha ocurrido a Marta, les rebaja la ansiedad. «Tampoco se les engaña, desde el primer momento saben que es un virus con efectos aún desconocidos. El hecho de que sea el inicio de una enfermedad crea mucha inseguridad».

«Cada prueba es un obstáculo superado y hay que ir paso a paso», concluye Suy.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente