Más de 230 personas desplazadas en Risaralda por presencia del Eln

309

La Defensoría del Pueblo inició el acompañamiento humanitario a las comunidades indígenas de Canchindó, Resguardo indígena Gitó Dokabú, del municipio de Pueblo Rico, Risaralda, ante el desplazamiento forzado que viven 239 personas.

El más reciente censo de la comunidad advierte que hasta el momento han resultado afectadas por el desplazamiento un total de 239 personas, de las cuales 103 son niños. La Defensora Comunitaria en la zona coordinó la atención médica de cinco niños y dos mujeres embarazadas que estaban en delicado estado de salud.

Los testimonios recogidos con la comunidad desplazada advierten temor por las amenazas de hombres armados del ELN, que al parecer están ocupando el territorio donde anteriormente operaban las FARC.

Este sábado están convocadas las autoridades indígenas de la zona para adelantar, con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, el retorno de las comunidades amenazadas, previa verificación de las condiciones de seguridad en sus territorios.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente