El número de muertos a causa de los incendios forestales en Grecia superó los 60, comunicó el alcalde de la ciudad de Rafina, Evangelos Bournous, citado por la cadena televisiva Skai.

El 23 de junio en la nación helénica se declararon varios incendios grandes, que arrasaron decenas de casas.

La situación más compleja tiene lugar en la región de Kineta, al oeste de Attica, donde se enfrentan al fuego cientos de bomberos, aviones y helicópteros de los servicios de extinción de incendios.

También hay grandes incendios al este de la capital, en los suburbios de Dau Pentelis, Neo Vutsa, Mati Rafina, de donde evacuaron a los menores que descansaban en campamentos de verano.

Varios países de la UE se ofrecieron para ayudar a Grecia en la extinción de los incendios.