Más energía para más colombianos

EPM entregó en operación la línea de transmisión a 230.000 voltios del proyecto Nueva Esperanza

97

Con la entrada en operación de la línea a 230.000 voltios del proyecto Nueva Esperanza, oficializada el pasado 9 de febrero a las 5:00 p.m. ante XM, compañía filial de ISA que opera el Sistema Interconectado Nacional (SIN), EPM dio un paso trascendental en su esfuerzo por cumplirle al país con la entrada en operación plena de este proyecto en el primer semestre de 2017.

Al referirse a este hito, el Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, resaltó el esfuerzo de todo el equipo de trabajo al servicio del proyecto para lograrlo, al tiempo que destacó el compromiso del conjunto de autoridades del Estado que han prestado su concurso para sortear las complejas dificultades y dinamizarlo, y la paciencia y el apoyo de las comunidades de los 21 municipios de Cundinamarca en los que se construyeron las obras.

“Con este nuevo hito completamos un avance de 93% en la ejecución total del proyecto. En junio de 2016 energizamos la Subestación Nueva Esperanza con cuatro líneas de transmisión reconfiguradas de 230.000 voltios y ampliamos las subestaciones Bacatá, en Tenjo, y Guavio, en Ubalá. En este momento construimos la línea a 500.000 voltios que va de la Subestación Bacatá a la Subestación Nueva Esperanza en Soacha y que prevemos terminar en el primer semestre de 2017”, dijo Londoño De la Cuesta.

Así es la nueva línea de transmisión de energía al servicio del país

La línea de transmisión a 230.000 voltios del proyecto Nueva Esperanza tiene una longitud de 150 kilómetros. Fue construida por la Unión Temporal Nueva Esperanza (UTNE), que inició obras en octubre de 2014.

Esta línea, que parte de la Subestación Guavio, en Mámbita, hasta la Subestación Nueva Esperanza, tiene 311 torres metálicas que soportan más de 895 kilómetros de cable conductor, a lo largo de su recorrido por 14 municipios de Cundinamarca y 1.035 predios.

En su proceso constructivo fue necesario realizar dos modificaciones del trazado original o variantes, que fueron concertadas con las comunidades y avaladas por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

La construcción de la línea de transmisión a 230.000 voltios se efectuó cumpliendo con altos estándares técnicos y ambientales, que la hacen segura y confiable para la prestación del servicio y para la comunidad.

Nueva Esperanza aumentará la capacidad de transporte y la confiabilidad del sistema eléctrico que abastece la zona centro-oriental del país, con lo que esto representa para el desarrollo y bienestar de las comunidades.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente