Más evidencia para respaldar la existencia del Planeta Nueve

239

PlanetaEn enero, el astrónomo que lideró el movimiento para cambiar el estatus de Plutón a planeta enano anunció que había encontrado evidencia de un enorme planeta de hielo que podría estar rondando los bordes del Sistema Solar, pasando Neptuno.

Mike Brown, el astrónomo planetario del Instituto Tecnológico de California(Caltech), estimó que el hipotético ‘Planeta Nueve’ parece estar circulando el Sol en una órbita súper-alargada que tarda entre 10,000 a 20,000 años en completarse. Y ahora, gracias a un nuevo Objeto del Cinturón de Kuiper (KBO) que actúa de forma muy extraña, Brown asegura que el caso del noveno planeta acaba de encontrar un respaldo.

Pero, ¿qué tiene que ver el extraño comportamiento de un KBO con un planeta nunca antes visto de nuestro Sistema Solar?

Bueno, al sugerir que algo tan grande como el Planeta Nueve – que se estima es 10 veces más masivo que la Tierra – existe dentro de un parche abarrotado del Universo, entonces esperarías ver fuerzas gravitacionales considerables afectando a los objetos más pequeños que flotan en la cercanía.

Y esto es exactamente lo que Brown y su equipo han estado identificando. Un total de seis KBOs han sido vistos formando una extraña ‘alineación’ y ahora un séptimo objeto – observado con el telescopio Canadá-Francia-Hawai (CFHT) – se ha añadido a la lista.

Según reportan los investigadores, el séptimo KBO parece haber sido empujado a una extraña órbita por una gran fuerza cercana, a cerca de 149 mil millones de kilómetros del Sol, que es donde se piensa que el Planeta Nueve podría estar ubicado. Esto es 75 veces más distante que Plutón.

¿Qué se piensa en la comunidad científica de la teoría del Planeta Nueve?

Hay gran evidencia – el comportamiento extraño de siete KBOs conocidos – que algo grande está rondando los lejanos bordes de nuestro Sistema Solar. Y un planeta masivo es una buena suposición.

Pero debido a lo lejos que esa región del espacio esta de la Tierra, no podemos ‘ver’ ese lugar para confirmar su existencia visual. Esto quiere decir que cualquiera que sea la evidencia circunstancial que encontremos de su existencia debe de ser muy sólida, y aún no estamos ahí.

Pero más evidencia es justo lo que Brown y otros científicos necesitan para ya sea probar o desestimar la existencia del Planeta Nueve, así que aunque este es un descubrimiento emocionante sigue siendo preliminar y deberá ser revisado por otros investigadores antes de poder ser aprobado. No podemos esperar a ver que más se descubre acerca de este misterio de nuestro Universo.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente