El ministro colombiano de Agricultura, Aurelio Iragorri, alertó este miércoles que el contrabando de ganado se ha convertido en una actividad ilícita tan lucrativa como el narcotráfico y no descartó que esta práctica esté ligada al brote de fiebre aftosa que padece el país desde hace semanas.

“Hoy es más lucrativo ese negocio (…) es tan lucrativo como la coca. Está dando al mil por ciento pasando la frontera. Entonces eso hace que se maximice el riesgo, dijo Iragorri a periodistas. Sobre las ganancias al traer ganado de contrabando desde Venezuela el director del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Luis Humberto Martínez aseguró a Blu Radio que es una actividad muy rentable.

“Vale 300 mil pesos un novillo gordo en Venezuela y cuando ingresa al país ya vale un millón ochocientos mil pesos. Es un negocio redondo, como decía el ministro Iragorri, está siendo casi que más rentable que la coca”, dijo Martínez. El funcionario lamentó la decisión de las autoridades venezolanas de levantar las restricciones para movilizar ganado ya que puede contribuir a propagar la fiebre aftosa. “La situación en Venezuela sigue siendo caótica. La última perla que saca nuestro homólogo en Venezuela es que le da total libertad para movilización de animales sin guía, eso es un riesgo grandísimo que incrementa muchísimo más la preocupación que tenemos por la situación en Venezuela, manifestó.

El director de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) para América Latina, Luis Barcos, dijo hace unas semanas a Efe que Venezuela supone un “riesgo” para sus vecinos en materia de fiebre aftosa. El Gobierno de Colombia informó el martes a través del ICA que detectó un nuevo brote de aftosa en el municipio de Yacopí, en el centro del país, que afectó a 134 animales de ocho predios.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente