El pasado mes de junio un hombre asesinó a su exesposa en la India, pero la mantuvo virtualmente “viva” durante siete meses más. A través de publicaciones realizadas en la cuenta personal de Facebook de la víctima, logró engañar a la Policía y a la familia.

El autor del crimen, Dharmendra Pratap Singh, era un conocido cirujano de la ciudad de Gorakhpur, ubicada al norte del país, asesinó presuntamente a Rakhi Srivastava empujándola por un precipicio en Nepal. Posteriormente, siguió actualizando su red social desde el teléfono móvil de la occisa, haciendo creer que se encontraba en Assam, un estado indio al sur de los Himalayas.

Después de la desaparición, la familia de la mujer presentó una denuncia en contra del segundo esposo, pero las investigaciones guiaron el caso hasta su exmarido, quien ya había intentado matarla en ocasiones anteriores.

En un interrogatorio con la Policía, el cirujano confesó el delito y lo justificó por un supuesto chantaje por parte de Srivastava ya que, según él buscaba quedarse con su dinero y con una de sus propiedades.

Tras los resultados de las indagaciones, el doctor y dos de sus cómplices fueron arrestados, mientras que la Policía de Nepal confirmó que habían recuperado el cuerpo de una mujer meses atrás, que fue finalmente identificado como el de Rakhi Srivastava.