El Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (SIPSA) registró que a lo largo del mes de mayo de 2017, los precios de la leche cruda, reportaron un descuento en sus cotizaciones mayoristas en las zonas de Antioquia, Quindío y la Costa Atlántica, derivada de un mejoramiento de las condiciones climáticas.

En el mes de mayo se redujeron los precios de la le­che cruda en finca en la Costa Atlántica. Cabe resaltar que desde el mes de abril se viene observando un in­cremento en los niveles de producción. Por ejemplo, en Atlántico y Bolívar los precios descendieron en todos los municipios visitados. En Sucre la reducción se presentó en siete de los ocho municipios, mientras que en Córdo­ba y Magdalena se presentaron, respectivamente, seis y cinco caídas.

A nivel departamental, la mayor variación promedio se presentó en Sucre, con una reducción de más de 10% en el precio, respecto al mes anterior. Las reducciones más marcadas se presentaron en los municipios de Ovejas, San Marcos, San Pedro, Sincé y Sincelejo (Sucre). Se­gún los productores, la reducción en los pagos no solo estuvo relacionada con el mayor volumen de oferta en la región, pues en el caso de Ovejas, San Marcos y San Pedro algunos productores reportaron descuentos en sus pagos relacionados con la menor cantidad de sóli­dos y grasas, pues les restaron las bonificaciones.

Cabe destacar que durante este periodo, en el departamento de La Guajira, las condiciones climáticas fueron excelentes para el desarrollo de esta actividad productiva, pues les permitieron contar con abundantes forrajes de buena calidad, lo que adujo el incremento en los volúmenes de producción en el municipio de San Juan del Cesar, razón por la cual, las queseras y empresas pasteuriza­doras disminuyeron el pago.

En el departamento de Antioquia hubo tiempo seco en los municipios de Belmira, Donmatías, Entrerríos, San José de la Montaña, Yarumal y Medellín, mientras que en otras zonas las condiciones climáticas fueron más variadas. Por ejemplo, en Bello, Cáceres, Caucasia, El Carmen de Viboral y El Santuario los productores ma­nifestaron que tuvieron condiciones favorables para el desarrollo de la actividad, ya que hubo días soleados acompañados de lluvias y esto les permitió contar con pastos de buena calidad;

En cuanto a los precios, se registró estabilidad en diecio­cho de los veintitrés municipios visitados; el pago a los productores bajó en tres y subió en dos. Las reduccio­nes se presentaron en Caucasia, Envigado y Sonsón, debido a la menor demanda del producto.

Por otro lado, en el Eje Cafetero tanto los precios como los niveles de producción mostraron estabilidad. En Cal­das y Quindío las condiciones climáticas fueron simila­res, pues se registraron precipitaciones acompañadas de días soleados en la mayor parte de la región. Estas condiciones favorecieron la producción y se contó con mejores praderas y una mayor cantidad de forrajes para la alimentación de los semovientes. Se sigue destacan­do Risaralda, pues allí se registró un mayor nivel de pre­cipitaciones en comparación con los otros dos departa­mentos, lo que afectó la calidad de los pastos.

En Boyacá se siguieron registrando precipitaciones que favorecieron el desarrollo de las praderas y esto permite contar con una mayor disponibilidad de alimento de ca­lidad para los animales. Lo anterior se reflejó en el buen estado de salud de las vacas, aunque la alimentación es suplementada con el fin de mantener los niveles de producción.

Los precios se mantuvieron en doce de los quince mu­nicipios boyacenses visitados, siendo Paipa, Saboyá y Sotaquirá los únicos donde se registraron variaciones en los pagos. En el caso de Sotaquirá, por ejemplo, algunos de los productores encuestados manifestaron que durante mayo recibieron una bonificación en el pre­cio gracias a la mayor calidad del producto.

Una situación similar se observó en Cundinamarca, donde las fuentes informaron que se contó con un buen nivel de precipitaciones a lo largo de todo el mes, lo que permitió el desarrollo de pastos de buena calidad en la mayoría de las fincas, un mejoramiento en la calidad nutricional de los animales y un beneficio del estado de salud y el rendimiento de las vacas. Gracias a esto, se registró una tendencia al alza en los volúmenes de pro­ducción en los municipios de Guasca y Ubaté. Asimis­mo, los precios se mantuvieron estables en los veinticin­co municipios visitados en este departamento

Una situación similar se observó en Arauca, pues allí los precios cayeron en los municipios de Tame, Fortul y Arauquita. Allí se presentaron condiciones climáticas favorables, pues se ha reportado un mayor número de precipitaciones y esto trajo consigo una reducción en las temperaturas y una recuperación de las praderas, lo que ha permitido hacer una mayor rotación de potreros y mejorar la alimentación de los animales

En los municipios de Pupiales (Nariño) y La Montañita (Caquetá), el precio también bajó, mientras que en Chi­nácota y Toledo (Norte de Santander) se registró una tendencia positiva. En los dos primeros, el descenso fue resultado de un ajuste por parte de los compradores, de­bido a la buena producción que se registra actualmente.

Por otra parte, en el departamento de Santander, se observó un aumento de las lluvias, lo que favoreció el desarrollo de esta actividad producti­va. No obstante, según los productores encuestados, el mayor nivel de precipitaciones ha empezado a afectar las labores de pastoreo y alimentación, ya que ha dismi­nuido la cantidad de pastos de buena calidad.

Ante estas condiciones, la alimentación de los animales tuvo que ser suplementada con pastos de corte, silos de maíz, ensilajes, sales mineralizadas y concentrados; todo esto en busca de mantener la oferta del líquido; sin embargo, se presentó una leve tendencia a la baja en los niveles de producción en comparación con el mes anterior. Respecto a los precios, se registró una reduc­ción para algunos de los productores de Sabana de To­rres, Simacota y Vélez. Según las fuentes, los compra­dores de estas regiones decidieron reducirles el pago manifestando que actualmente hay una amplia oferta del líquido.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente